Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Descubre los beneficios de las bolas chinas

Cada vez son más numerosos los ginecólogos que recomiendan el uso de las bolas chinas. Las mujeres son cada vez más conscientes, ya sea por recomendaciones médicas o por recomendaciones de amigos y familiares, de que tratar de fortalecer el suelo pélvico es importante para evitar algunos problemas que surgen con la edad. Pero también son estupendas para mejorar las relaciones sexuales, por supuesto. 

Aunque las bolas chinas se suelen confundir, por lo general, con su álter ego las Bolas Tailandesas -el juguete anal-, lo cierto es que las bolas chinas no son un juguete sexual en sí mismo, sino que son de uso terapéutico. Por supuesto, como cualquier juguete, estas se pueden usar para aumentar la pasión y el juego con la pareja, sus principales usos no son estos, pues se recomiendan para fortalecer el suelo pélvico, o sea, la musculatura vaginal.

bolas chinas

¿En qué nos benefician las bolas chinas?

La diferencia de las bolas chinas con cualquier otro juguete sexual, como por ejemplo un vibrador, es que no aportan realmente placer -aunque a algunas mujeres sí que les pase-. Las bolas chinas, como su nombre bien indica, son dos bolas, pequeñas, que dentro de ellas contienen otras bolas con un peso significativo, al menos para la vagina. Esto hace que, cuando la mujer se mueve andando o haciendo cualquier tipo de ejercicio, los pesos de dentro de las bolas se mueven, haciendo que los músculos vaginales se contraigan. Es como una descarga eléctrica para los músculos, los cuales solo se relajan si la mujer deja de moverse y, por lo tanto, los pesos también.

Esto hace que las bolas chinas cuenten con numerosos beneficios, no solo para las mujeres de avanzada edad o embarazadas, sino para las más jóvenes, las cuales empezarán a prevenir algunos de los problemas más comunes que llegan con la edad: pérdidas de orina, insatisfacción sexual, poca lubricación, etc.

Mejora de las relaciones sexuales

En cuanto a las relaciones sexuales, conseguiremos un mayor control de lo que queremos sentir en cada momento. Al saber controlar las contracciones de nuestros músculos vaginales, podremos hacerlo mientras follamos y así conseguir una mayor sensibilidad en la zona. Al mismo tiempo, seremos capaces de aportarle mucho más placer a nuestra pareja, ya que él también sentirá la presión y por lo tanto su pene entrará en contacto con muchas más zonas.

Ayuda en el embarazo

Por otro lado, son muy beneficiosas para todas aquellas mujeres que estén pensando ser madres. El uso de las bolas chinas durante el embarazo evitará problemas de pérdidas de orina y beneficiará a la mujer en el parto. Debido a que sabremos contraer y descontraer las paredes vaginales, el parto se nos pasará volando, aunque no será indoloro, claro. Por supuesto, también nos ayudarán en el post-parto para poder volver a poner en su sitio los músculos que han cedido durante el parto natural. Eso sí, antes de comenzar a usarlas, lo más recomendable es comentarlo con vuestro ginecólogo ya que no todas las mujeres están en condiciones de usarlas.

Evita la incontinencia urinaria

Las bolas chinas ayudan con la incontinencia urinaria. A pesar se lo que se cree, muchas mujeres sufren de incontinencia urinaria, incluso las más jóvenes. Esto se debe a que los músculos vaginales no sostienen la vejiga lo suficiente y esto provoca las pérdidas -explicado rápidamente-. Ya sea porque la edad juega malas pasadas, porque tras el parto sufrimos la incontinencia post-parto -muy común en la mayoría de mujeres- o porque simplemente no hacemos ejercicio y no fortalecemos la zona pélvica, la incontinencia urinaria puede llegar en cualquier momento.

Previene la sequedad vaginal

Y por último, uno de los beneficios estrella. Al llegar a cierta edad, muchas mujeres dejamos de lubricar naturalmente, impidiéndonos así disfrutar de relaciones sexuales sin tener que usar lubricantes. El uso de las bolas chinas adiestra el cuerpo a aumentar su lubricación y por lo tanto, cuando llegue el momento que todas tememos -la menopausia- ese descenso de lubricación será mucho menos notable.

Si bien es cierto que el número de usuarias de bolas chinas ha ido en aumento, son muchas las que aún no conocen sus beneficios y muchas más las que no se animan a usarlas. Los beneficios son muchos y cada mujer los experimenta a su manera, pero cuanto antes se empiecen a usar las bolas chinas, mejores serán los resultados a largo plazo. 

Sed malas. 

Leave a Comment

6 × 1 =