Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Descubre una nueva forma de pensar: la demisexualidad

Lo más bonito que podemos decir de esta nueva época en la que vivimos es que, aunque se dan poco a poco, hay muchos cambios sociales con respecto al sexo y a la sexualidad más libre. El sexo –por suerte para todos- se ha vuelto un tema mucho menso tabú y está empezando a colonizar la mayoría de las esferas de la vida cotidiana. El sexo está mucho más presente en todo: en el arte, la ciencia, la familia e, incluso, hasta en los colegios.

Aunque a muchos este tema les pone los pelos de punta y siguen recriminando a la sociedad por avanzar en cuanto a pensamientos e ideologías. El hecho de que el tema sexo y sexualidad esté mucho más presente en nuestro día a día hace que el sexo tenga menos prejuicios, se tenga más conocimiento de ello y se hable más de ello y, sobre todo, se practique con mucho más conocimiento, más responsabilidad y de forma más saludable.

El sexo es para el humano lo mismo que para un oso: una necesidad física, reproductiva y algo puramente biológico. Sin embargo, la sexualidad es lo que nos hace diferentes. La sexualidad es algo que va mucho más allá de la atracción sexual y se acerca mucho más a las relaciones humanas. Muchas veces se tiende a confundir el deseo sexual con la sexualidad pero, al contrario de lo que se cree, el sexo no siempre va guiado por el deseo, sino más bien por la atracción sexual. Es aquí donde, grandes psicólogos y sociólogos coinciden en que el sexo se vive desde una perspectiva diferente, desde la demisexualidad.

 demisexualidad

¿Qué es la demisexualidad?

Muchas veces, se tiende a confundirla con la asexualidad ya que, la mayoría de las personas que la padecen tienden a no excitarse. Seguro que os preguntáis: “¿No se excitan?”. Sí, claro que se excitan pero no parecen monos en celo. He ahí donde reside la diferencia. La demisexualidad no es un problema de excitación, deseo o libido sino más bien un problema emocional.

La demisexualidad es más bien una orientación sexual, así como la homosexualidad y en este caso, las personas demisexuales sienten atracción por personas con sus mismas ideas y convicciones, aquellas con las que comparten un fuerte vínculo emocional. Muchos han criticado este tipo de sexualidad ya que suelen pensar en sus parejas más como hermanos que como parejas, pues sienten que son mucho más afines a ellos de lo que podría ser cualquier persona. Los demisexuales sienten, por lo tanto, atracción sexual y deseo tan solo por sus alter egos.

Como bien explica demisexuality.org:

Demisexuality is a sexual orientation in which one feels sexual attraction only after forming an emotional connection. Most demisexuals feel sexual attraction rarely compared to the general population, and some have little to no interest in sexual activity.

La demisexualidad es una orientación sexual en la cual uno solo siente atracción sexual después de crear una fuerte conexión emocional con la otra persona. La mayoría de los demisexuales sienten atracción sexual rara vez, al menos comparado con el resto de la población, y algunos pueden llegar a no tener, en absoluto, interés en la actividad sexual.

 demisexualidad

¿Qué diferencias hay entre el demisexual y el sapiosexual?

Os habremos dicho millón y medio de veces que es muy importante follarse a las mentes, ya os lo comentamos con el artículo acerca del sapiosexual. Está claro que muchos podéis llegar a pensar que el demisexual es igual que el sapiosexual, sin embargo, existen grandes diferencias entre ambos.

El demisexual

Es muy importante dejar claro que el demisexual es una persona cuya orientación sexual va ligada con sus deseos sexuales, los cuales no son controlables, y no con la toma de decisiones racionales. Un demisexual se sentirá atraído sexualmente por una persona con la que poder vincularse emocionalemente, mientras que el sapiosexual solo siente deseo por personas inteligentes.

El demisexual no suele tener un deseo sexual muy activo, aunque esto no signifique que no sientan placer cuando tienen sexo o deseo cuando encuentran a esa persona con la que crear un vínculo emocional. Al igual que para el sapiosexual el deseo sexual está en un segundo plano, pero no el emocional.

El sapiosexual

El sapiosexual es aquel que siempre siente deseo, aunque no por el físico, claro. El sapiosexual es aquel que siente una fuerte atracción, un deseo irrefrenable por todas aquellas personas que son de su condición, es decir que cultivan la mente. En general, los sapiosexuales sienten atracción y deseo entre ellos y no por personas más banales.

En el caso del sapiosexual, su deseo es muy fuerte y tiene tendencias un poco ambivalentes, en su gran mayoría, ya que lo que más le interés son las mentes por lo que, una mente cultivada y concienciada es irresistible para ellos. Teniendo en cuenta que este tipo de personas suele codearse con sus semejantes… se tienen que pasar el día muy activos sexualmente hablando. Por su parte, el sapiosexual no impone el físico ni lo emocional como principio activo para mantener relaciones, sino la mente.

Está claro que, hablar de sexo nos hace ver muchas realidades diferentes que puede que a muchos les cueste entender o incluso aceptar, pero que realmente existen. La orientación sexual es algo propio, innato a la persona y debe ser respetado. Da igual de qué –sexualidad hablemos, todas son igual de legítimas. He ahí el por qué queríamos presentaros la demisexualidad, ya que es una forma de sexualidad muy poco conocida pero muy representativa de una sociedad cambiante y que cada vez tiene más carencias emocionales.

Sed malos.

Leave a Comment

95 ÷ 19 =