Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

La postura a la hora de dormir en pareja

La postura a la hora de dormir en pareja

¿Qué implica la postura a la hora de dormir en pareja?

Ya sabéis que nos encanta ir indagando e investigando para ir sorprendiéndoos día a día. Claro está que en nuestras investigaciones acabamos sorprendiéndonos nosotros casi más que vosotros, la verdad. hemos descubierto algo que quizás os pueda ayudar y hacer un poco más felices. A veces os contamos cosas que no a todos os gustaría leer y/o saber, pero nuestra misión en esta vida es ir informándoos de todo lo que va sucediendo a vuestro alrededor. El caso, es que hoy venimos a daros unas cuantas aclaraciones acerca de las posturas en las que dormimos. Sí, parece -o puede sonar- a una tontería, pero lo cierto es que hasta la postura que cogemos para dormir en pareja dice mucho de nosotros y de cómo estamos en esa relación.

Así como la actividad sexual en la pareja es la que marca –en gran medida- la felicidad de la misma, las horas de sueño compartidas también pueden hacerlo. Vamos a ser sinceros, además de pensar que el sexo es una expresión más de amor, las horas de sueño también lo son para nosotros. Aunque la sociedad haya cambiado mucho, muchísimo, una de las cosas que recalcan que dos personas comparten mucho es el hecho de que duerman juntas. Sí, hay veces que no hay más huevos –valga la redundancia- que hacerlo, pero en su gran mayoría, las personas que duermen con otra es por voluntad propia.

Pareja-durmiendo

Qué dice tu cuerpo a la hora de dormir en pareja

El dormir juntos es la expresión del “yo mismo” más verdadera que existe.  Si al día siguiente uno sigue queriendo a ese sujeto que se babea y habla dormido, que ronca como un rinoceronte y despide olores fétidos, es que entonces hay amor. Y eso incluye a las mujeres, pues debajo de toda diosa híperproducida hay un ser humano que también babea y ronca….Sí, chicas, admitidlo porque aunque digáis que no ellos estarán ojo avizor esperando el segundo para cazaros en una imagen bochornosa.

El caso es que el cuerpo habla solo y nos dice qué sentimos pro la otra persona hasta cuando dormimos. ¿Cómo? Pues ya os lo hemos dicho: según la pose en la que nos pongamos – abrazados, enfrentados, distanciados, despatarrados, acucharados-. No es que lo digamos nosotros, sino un estudio de la Universidad de Hertfordshire, que dice que nuestras poses a la hora de dormir expresan lo que sentimos realmente hacia la otra persona.

Como no era de extrañar, la gente no se lo creía, así que se presentaron más de mil personas al estudio, el cual se desarrolló con parejas y personas que no lo eran para aportar datos reales. Sí, algo así como los vídeos que os colgábamos no hace mucho. El caso es que el 42% duerme de espaldas; el 31% en la misma dirección; y sólo el 4% frente a frente –algo que entendemos a la perfección porque no es nada satisfactorio estar respirando el aliento del otro-.  El 12% de las parejas duerme apenas separados uno del otro y el 2% alejados al menos 70 centímetros –si sois de los que hace esto pero tenéis cama 4×4 os entendemos perfectamente-.

Cabe aclarar que tocarse más o menos no implica que seáis más o menos infelices en vuestra relación. Hay muchos factores externos que influyen a la hora de dormir en pareja, como puede ser el calor, el frío, alguna incomodidad de la cama en la que dormís…  Pero aún así, Richard Wiseman, autor del trabajo, afirma que “el 94% de las parejas que duermen en contacto -a cucharita- son felices en su relación en comparación con el 68% que también lo son, pero que no se tocan durante la noche”. Ea, para que veáis… Además de esto, nos dice que todas esas parejas que no se tocan ni un pelo mientras duermen no son del todo felices, frente al 86% que se toca siempre y son muy felices en sus relaciones actuales. El caso es que si él o ella te pega una patada y te tira de la cama a lo largo de la noche… Algo va mal, ¡seguro! Por último, el trabajo reveló que la gente extrovertida tienden a pasar la noche abrazado a su pareja, mientras que los más creativos duermen sobre el costado izquierdo.

¡Para que luego se diga! Si es que el ser humano es como un libro abierto… Sólo hay que saber leerlo. Y como siempre…

Sed malos.

Leave a Comment

76 ÷ 19 =