Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

¿Cuán se considera que el sexo es de larga duración?

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de qué es o no una buena relación sexual, cómo tienen que ser los preliminares, los toca-toca y un largo etcetera. Sin embargo, de lo que no hemos hablado hasta la fecha es de la duración, cuándo se considera que un polvo está dentro del tiempo estimado.

Está claro que cada uno de todos nosotros tenemos una visión diferente y por supuesto con el sexo no iba a ser diferente. El caso es que es muy normal que los polvos largos a unos les encante y a otros no les haga ni la mitad de gracia. Ya sabéis que nosotros somos muy partidarios de disfrutar el sexo y cuanto más mejor. Pero estamos convencidos de que el sexo también tiene sus tiempos. Lo que está claro es que si la cosa pinta bastante muy bien, lo más normal es que cuanto más dure mejor.

Parece que la duración del sexo es algo que le preocupa a todo el mundo. “¿Será mucho?” “¿Será poco?” “¿¡YA!?” Desde la preadolescencia este tipo de cosas está muy presente en la mente de hombres y mujeres –aunque más en ellos que en ellas-. Y es que a muchos aún les cuesta mucho entender aquello de que “más vale calidad que cantidad” –por lo visto-, porque aunque no lo parezca la calidad y la cantidad pueden ir muy unidas, si es que se quiere.

Duración del Sexo

La duración estratégica del sexo

Vamos a ser sinceros, la frase de “esto no me había pasado nunca” es más que típica en las situaciones en las que el sexo tiene una corta duración –o al menos eso se cree-. Aunque pueda sonar rudo –o demasiado típico- los hombres tienen un gran problema –y a veces un trauma- con el tema de la duración del sexo y es que el ego masculino parece que está en riesgo si algo así pasa.

Con la intención de conseguir que menos hombres se sientan frustrados, la Universidad Estatal de Pensilvania, hicieron un estudio con 50 personas pertenecientes a la Sociedad para la Terapia y la Investigación Sexual. En este estudio se incluían a profesionales psicólogos, enfermeras, médicos, trabajadores sociales, y terapeutas –tanto matrimoniales como de familia- para que constatasen sus experiencias tras haber tratado a muchos pacientes con supuestos problemas de eyaculación precoz. Este estudio tenía como objetivo clasificar el tiempo que se emplea en materia sexual, es decir los estándares de la duración del sexo para así determinar la duración mínima que tenían que tener las relaciones sexuales.

Según Eric Corty y Jenay Guardani, los directores del estudio, “los resultados resultaron se asombrosamente sorprendentes”. En ellos se llegaba a la conclusión de que un buen polvo tiene que tener una duración de cómo mucho 15 minutos. Está claro que en este estudio se dejaban fuera las caricias, los besos y todo lo demás perteneciente a los preliminares y se centraba en la duración del sexo desde la penetración a la eyaculación.

Según la gente encuestada para el estudio estos son los resultados:

Una relación demasiado corta era aquella que estaba entre el minuto y los dos minutos.

Un polvo adecuado era aquel que duraba entre tres y siete minutos.

Un buen polvo aquel que duraba entre 9 y 15.

Y uno excesivo y desastrosamente largo es aquel que llegaba a durar 30 minutos.

 Duración Sexo

El peligro de la duración del sexo

Está claro que si hay un tema que preocupa a los hombres más que a las mujeres es el tema de la duración del sexo, así como el no llegar al orgasmo preocupa a todas las mujeres. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una duración excesivamente elevada en materia sexual es como un vídeo porno malo y se convierte, incluso, en ago aburrido y mecánico, además de que puede provocar serios malestares en los hombres –debido a aguantar tanto la erección- y en la mujer –que puede sufrir de irritación vaginal posteriormente-.

Eric Corty, profesor asociado de Psicología, admite que este estudio espera “disipar las fantasías sobre que la duración del sexo tiene que ser muy elevada, alentando así a hombres y a mujeres con datos realistas sobre lo que es una relación sexual aceptable, evitando así que experimenten decepciones o disfunciones sexuales”.

En general, uno de los principales causantes de la extrema duración de algunos hombres durante el sexo se debe a la eyaculación retardad o retrógada. El hecho de que la mujer necesite mucho más tiempo para obtener el orgasmo que el hombre es algo que les martiriza sexualmente, como bien anuncia Francisca Molero, directora del Institut Clinicúltimamente empezamos a ver cada vez más casos en los que ellos tardan mucho en eyacular o directamente no lo hacen. Aunque también puede ocurrir que en vez de eyacular de forma retrógada se eyacule hacia dentro, hacia la vejiga. Esto suele darse en hombres que han sufrido cáncer de próstata.

Muchas veces, como dicen los directores del estudio, se entrelaza la idea de que la duración del sexo tiene que ser larga ya que hay que eyacular al mismo tiempo. Esto provoca que muchos hombres retrasen su eyaculación provocando que volver a conseguirlo se retrase mucho más de lo deseado. Por ello, Molero anuncia que en cuestión de sexo y su duración, “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Es muy importante tener en cuenta que un cierto egoísmo durante el sexo es necesario ya que se trata de eso, de sentirse felices, a gusto y de disfrutar, independientemente de la duración del sexo.

Recordad que es muy importante que, cuando mantengáis relaciones sexuales, os sintáis bien tanto con vosotros mismos como con vuestra pareja. Es importante que sepáis disfrutar del momento sin importar demasiado la duración del sexo.

Sed malos.

Leave a Comment

56 ÷ 14 =