Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

4 juegos en la cama que cambiarán tu vida sexual

Como ya os comentamos, dedicaríamos un post especial a los juegos en la cama que, con tanto amor, nos transmitió Fernando Pena, sexólogo que impartió nuestra charla de sexualidad. Sabemos que a todos os gusta jugar pero, ¿sabéis todos cómo jugar?
Es cierto que existen muchísimas formas de jugar en pareja, con miradas, con caricias, con roces, con juegos preparados o incluso con lo más clásico: ¡un streeptease! ¿Cuándo os habéis planteado que hay mucho más juegos en la cama ahí fuera?
Pues bien, hoy os dedicamos este post a todas aquellas parejas dispuestas a innovar, a querer mejorar y sobre todo.. a dejarse llevar. ¡A empezar el finde con ganas!

El traje de besos

image

¿Queda bastante claro verdad? Sí, así es. Como en todos los juegos en la cama que os vamos a proponer tenéis que estar desnudos. La idea es que uno de vosotros espere a su pareja tumbado en la cama, desnudo claro. Con esto, ¿ya os vais haciendo una idea verdad?

El siguiente paso es que vuestra pareja comience a besaros por todo el cuerpo, pero no sin ton ni son. No, no. Ahí está el truco. El “besado” tendrá que describirle al “besador” cómo quiere que sea su traje, o cómo es. A vuestro gusto. El caso es que este juego no consiste tan solo en pasearnos por el cuerpo de nuestra pareja dándole besos, sino en disfrutar de las caricias y el tiempo invertido en vosotros mismos. Así pues, cuando el “besado” decida qué tipo de vestido quiere, tendrá que ir dándole indicaciones al “besador” de cómo es su traje. Por ejemplo, deberéis describir si tiene cuello alto, cuello de pico, cuello de barca, si es largo, si no lo es, si tiene mangas, si no… Y así hasta que al “besado” le toque ser “besardor”. ¿Qué os parece?

El Abecedario

image

Uno de los juegos en la cama muy divertido si lo que nos encanta es no dejar de ser niños. Con este juego podremos disfrutar del sabor de nuestra pareja pero además, disfrutaremos de unas cuantas risas. En este caso, también tenemos un “besado” y un “besador”.

Para ello, lo primero es conocer muy bien el abecedario, sino este juego pierde el sentido y la gracia. Éste consiste en, simplemente, hacer estremecer a tu pareja de la cabeza a los pies dibujándolo el abecedario en la parte de su cuerpo desnudo..¡con la lengua! Se pone interesante, ¿verdad?

Pues bien, un consejo que os damos es que retéis a vuestras parejas a adivinar qué letra le estáis dibujando. Una buena variante también, puede ser, perfectamente, que le hagáis repetir el abecedario después de cada dibujo y que, si se equivoca, tendréis que volver a empezar.

Deja que te enseñe

image

Otro de los juegos en la cama esencial donde los hayan. Siempre os decimos que os centréis en la comunicación, pero está claro que no siempre hay solo un canal para comunicarse. Hablar las cosas está más que bien, pero si las enseñamos, lo estará mucho más. En eso consiste este juego, en hacerle ver a tu pareja cómo te gusta que te toquen, cómo conseguir hacerte vibrar.

Para ello, contamos con dos variantes:
-Dejar que tu pareja vaya tocando y que tú le vayas diciendo con susurros qué es lo que te gusta y lo que no, qué es lo que quieres y lo que no.
-Guiar tú mismo/a a tu pareja. Para ello tendrás que cogerlo de la mano y acompañar sus movimientos con los tuyos. Con esta variante, además, puedes enseñarle cómo te gusta que te aprieten. Si eres hombre, seguramente te gustará más fuerte, y si eres mujer, dependiendo de en qué zonas, te gustará más o menos.

Los susurros calientes

susurros

En varias ocasiones os hemos comentado que la mirada es una parte esencial de la comunicación en pareja y mucho más en la cama. No por ello tenemos que obviar la voz, claro. Este juego os hará encenderos en menos que canta un gallo. La idea es que recreéis situaciones pasadas, presentes o futuras con vuestra pareja y se las transmitáis mediante susurros. No hay nada más caliente que un susurro pidiendo sexo, explicando qué se quiere que pase, haya o no ocurrido. Obviamente, para este juego es mejor que estéis fuera de casa o haciendo otro tipo de cosas que no impliquen sexo directamente. ¡Morbo, señores, morbo!

BONUS: El paso de la muerte

Este juego es exclusivo para ellos, aunque no imposible realizarlo con ellas. Sí chicas, aquí se trata de hacerlo disfrutarlo a él. Para ello, deberemos proveernos de un par de hielos o algo muy, muy frío. No hace falta que se os gangrenen los dedos, pero que se note el fresquito al menos. La idea es estar masturbándolo, como a él le gusta, o si lo preferís haciéndole una felación. Todo esto con los hielos en la mano. Cuando veais que está a punto de eyacular, tendréis que soltar los hielos y seguir con el trabajo manual con la mano fría. Esto, es decir, el contacto del calor con el frío, hará que el cuerpo envíe mucho más flujo sanguíneo al pene, consiguiendo un orgasmo mucho mayor para vuestra pareja.
Esperamos haberos motivado para pasar una estupenda noche en pareja y que seáis capaces de ponerlos todos a prueba tarde o temprano. Ya sabéis lo que tenéis que hacer para poneros en marcha.

Sed malos.

Leave a Comment

÷ 2 = 4