Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Incluye un masaje erótico para mejorar tu sexo

A ver, si nos dicen que hay que ser sinceros, ¡seamos sinceros en todo! ¿Cuántas veces habéis ido al fisio y os habéis medioexcitado porque os estaba gustando mucho? Vale, a lo mejor en el fisio no, pero sí en un masaje de estos relajante en el que poder disfrutar del momento y el relax. Quien diga que no le gusta que le masajeen miente porque no hay nada más placentero y excitante que un buen masaje y si es erótico, ¡ni os contamos ya!

Sin embargo, hay una forma de poder disfrutar de esas sensaciones sin tener que pagar. Sí, exacto. Nos referimos al masaje erótico. ¿Hay algo mejor que sentir que nuestra pareja nos acaricia y nos relaja gracias a un masaje erótico? ¡¡NO!! El masaje, como otras tantas cosas, son el mejor precoito que os podéis echar a la cara. Es la forma más sensual de recorrer el cuerpo de tu pareja y de estimular sus sentidos a través del tacto.

 masaje erótico

¿Por qué incluir un masaje erótico en tus relaciones sexuales?

Lo creas o no, la palabra masaje tiene muchas raíces, pero la más importante es la hebrea. Massech significa tocar o palpar, por lo que podemos entender que el masaje consiste en eso básicamente: en sentir y en hacernos sentir al otro.

La clave de un buen masaje erótico está en el contacto cuerpo a cuerpo, teniendo siempre en cuenta que tiene que ser un acto especial y cuidadoso en el que hay que estar muy pendientes del placer de la otra persona. La idea principal es despertar los sentidos de la otra persona con el masaje erótico, haciendo que el sexo sea un juego más, pero siempre promoviendo la excitación máxima.

Pero, ¡ojo! El masaje erótico siempre será –al menos para la gran mayoría- mucho más íntimo y cercano que el simple sexo. Tened en cuenta que es un acto cariñoso, prolongado, sensual y apasionado. El hecho de no pasar al sexo directamente hace que la mente trabaje, lo que promueve la excitación, pero no la básica gracias al contacto, sino la de la mente. Por eso, incluir un masaje erótico puede ser una de las mejores decisiones si veis que vuestra pareja no está muy abierta al sexo, por ejemplo. Además, es un juego previo que siempre viene bien y nunca estará de más, aunque ambos estéis dispuestos a follar después.

Los efectos del masaje erótico

Aumenta el deseo

Para muchas parejas, el simple hecho de tocarse ya es suficiente motivo para follarse. Pero si a eso le añadimos unas caricias suaves, sigilosas y con sentimiento, ¡apetece más! El tacto es uno de los sentidos más desarrollados, sobre todo si en el masaje erótico tenemos en cuenta las zonas erógenas y las estimulamos. El hecho de activar las terminaciones nerviosas del cuerpo de nuestra pareja siempre conseguirá que el placer sea mucho más intenso y que, por eso, se consigan más y/o mejores orgasmos.

Aumenta la creatividad

¿En cuántas ocasiones habremos escuchado eso de “es que estamos estancados y queremos probar cosas nuevas”? Es cierto que añadir juguetes a las experiencias sexuales es una forma de innovar en la cama, pero recordad que hay formas también más básicas. Sí, como el masaje erótico. Esto hace que la monotonía desaparezca de nuestras relaciones sexuales y, por supuesto, ayuda a la pareja a recargar las pilas. Por supuesto, al mismo tiempo lleva a innovar en el sexo.

Mejora la circulación

Como buen masaje, hace que nuestra sangre fluya más y mejor. Esto nos hace estar mucho más relajados y más receptivos a los estímulos que vienen del exterior. A la hora de hacer un masaje erótico, hay que tener en cuenta que, por supuesto, la piel se va a sentir aliviada de carga y esto va a hacer que esté mucho más sensible a todo lo que venga detrás.

Relaja de maravilla

Da igual si vamos al fisioterapeuta o el masaje nos lo hace un amigo, familiar o nuestra pareja. El caso es que una vez que empiezan a masajearnos parece que nuestro cuerpo siente ese alivio de presión a causa de los músculos engarrotados. Si a eso le añadimos, en el masaje erótico, más cercanía, más sensualidad y más excitación gracias a nuestra pareja… ¿cómo no nos vamos a relajar y soltar la melena?

El masaje erótico puede ser tu aliado, pero mucho ojo porque también puede ser tu enemigo. Asegúrate de no tocar ninguna zona comprometida –como la espina dorsal- ya que esto puede provocarle a tu pareja una lesión o una contractura. Y por supuesto, el masaje erótico no cumplirá su función. Además, asegúrate de lubricar la piel con cremas o aceites corporales. Un masaje erótico en el cual nos hacen daño no te llevará a ninguna parte.

Sed malos

Leave a Comment

96 ÷ 12 =