Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Descubre los 7 mitos más conocidos sobre el sexo

Aunque nos sigamos sorprendiendo –y hasta maldiciendo, en algunas ocasiones- el sexo sigue encerrando mucho tabúes que parecen infranqueables, se haga lo que se haga. Estamos a muy poco de que la palabra sexo sea una palabra bonita, libre y sincera, aunque cueste hacerse a la idea a día de hoy –a unos más que a otros, claro-.

La idea es que siguen existiendo muchas confusiones, muchos tabúes y muchos mitos sobre el sexo y eso, eso sí que asusta. Mucha gente sigue siendo incapaz de hablar del sexo de una forma clara, sin tapujos y con franqueza y eso es lo que nos lleva a rodear la palabra sexo de mitos y de falsas creencias. Esto, por supuesto, confunde a las nuevas generaciones, llevando incluso a que los más jóvenes vean el sexo como algo negativo. Sí, aunque no os lo creáis, a los que más vergüenza les da hablar de sexo es a los jóvenes de entre 16 y 25 años.

Por eso, para poder liberaros, para que posáis hablar de sexo sin miedo y sin tener que poneros una mano delante de la boca, os traemos los siete mitos sobre el sexo más comunes que hay en nuestra sociedad actualmente. Para poder explicároslo mejor, cogemos lo que nos han dicho las Chicas Besátame.

mitos sobre el sexo

Los 7 mitos sobre el sexo más comunes

Si eres mujer no hay problemas en el sexo

“¡¡¡¡JÁAAAAAAA!!!!” Eso responden nuestras chicas besátame cuando se lo decimos. Por supuesto, esta afirmación hace referencia a dos cosas: la facilidad de las mujeres para tener sexo y que las mujeres no tienen problemas cuando ya están en el lío.

Amparo: “Ser mujer no implica follar cuando a ti te dé la real gana. Si quieres hacerlo con un tío que conoces de hace dos días, lo más lógico es que te tachen de guarra y fulana. Y eso, es no es “poder follar cuando nos de la gana””. Este mito sobre el sexo es muy común así como la reacción que tienen la mayoría de hombres cuando una mujer es “fácil”.

Mº Ángeles: “Que seamos mujeres no significa que no tengamos problemas para excitarnos o para tener un orgasmo. De hecho, es más lógico que una mujer no llegue a correrse o le sea imposible excitarse. Lo que pasa es que en el hombre es todo mucho más obvio porque o bien no se les levanta o tienen un gatillazo”.

Ellos están muy salidos

Mónica: “Eso es algo que siempre se ha pensado, pero no os podéis imaginar la de parejas que vienen a vernos buscando algo para el chico porque no consigue excitarse. Los problemas de libido son cada día más frecuentes en los hombres. O al menos, ahora se habla más de ellos.”

Uno de los mitos sobre el sexo más comunes de nuestra historia. Sí, ellos tienen más testosterona porque son hombres, pero nada tiene que ver con que las mujeres no tengan ganas.

El sexo anal es muy doloroso

Luisa: “Obviamente el sexo anal es doloroso. No se lubrica solo y su dilatación es mucho más complicada pero si se lubrica y dilata bien no tiene por qué doler. Ni la primera vez. El único problema es que la gente piensa que con meter un trocito de dedo o la puntita soluciona la cosa y nada tiene que ver”.

El sexo vaginal no duele tanto ya que hay una lubricación natural y por naturaleza, la vagina se dilata para dejar paso al pene. El ano es un tema completamente diferente ya que hay que lubricarlo muy bien, con paciencia, y luego ir con cuidado para evitar crear pequeñas hernias o roturas.

El orgasmo es la única forma de manifestar el placer

Amparo M.: “Bueno, bueno… ¡habremos escuchado esto tantísimas veces! Nada más lejos de la realidad. Los gemidos están genial para expresarle a tu pareja tu placer, pero está claro que una mirada, un gesto, un mordisco o lo que más os guste. Las formas de demostrar el placer son ilimitadas”.

El gemido es lo más típico para expresarse en la cama, pero no es lo único que podemos hacer. Como bien dice Amparo, ¡deja fluir tu imaginación!

El orgasmos es con lo único que te quedas satisfecha

Juan: “Si algo he aprendido de todo esto es que mujeres y hombres son completamente diferentes. Una mujer disfruta más con los preliminares y con el postcoito. Los hombres somos más básicos y sí: solo disfrutamos si eyaculamos. No por nada, sino porque el dolor de huevos es bastante incómodo.”

El sexo no implica solo la penetración, no nos cansaremos de decirlo. Es muy fácil caer en ese error y pensar que sin orgasmo no hay placer, pero nada más lejos de la realidad.

La libido en la menopausia desaparece

Amparo M. :”Soy menopáusica, sí y mi libido sigue por las nubes. Está claro que la menopausia trae consigo problemas básicos como la lubricación, la dilatación y, un poco, las ganas pero no por eso dejamos de tener ganas. Considero que estoy en la flor de la sexualidad: hijos criados, tiempo y ningún tabú.”

Este es uno de los mitos sobre el sexo que más de quicio nos saca. Todos los problemas de la menopausia tienen solución. Es el único momento de la vida sexual femenina en el que la mujer puede disfrutar sin tener que preocuparse por nada.

Teniendo la regla se pueden correr dentro

Mº Ángeles: “¡NUNCA!”

Mónica: “Jamás en la vida”

Tener la regla solo implica una cosa: que los óvulos que deberían haberse fecundado, han muerto. Eso implica que, cuando se tiene la menstruación, hay nuevos óvulos que pueden ser perfectamente fecundados.

Esperamos que, después de haber leído la opinión de los expertos, podáis sacudiros y hacer oídos sordos a los mitos sobre el sexo. ¡Que nada os impida disfrutar del sexo como queréis o necesitáis! Eso es lo que consiguen los mitos sobre el sexo: haceros olvidar la belleza del sexo.

Sed malos.

Leave a Comment

5 × = 10