Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Orgasmos femeninos, ¿realidad o ficción?

Orgasmos femeninos, ¿realidad o ficción?

¿Se fingen los orgasmos femeninos? 

Hay preguntas que son inevitables cuando se mantienen relaciones sexuales. Aunque parezca que son las mujeres las únicas que se preocupan, lo cierto es que los hombres también tienen sus miedos en la cama. Esa duda masculina, ronda bastante por su cabeza, de ahí que sean incapaces de no preguntar “¿Qué tal?” o “¿Te has corrido?”. Sí, nos referimos a la preocupación de si la mujer con la que está follando habrá tenido -de verdad- un orgasmo femenino. 

Hay algo que es obvio: las mujeres son capaces de fingir cualquier emoción. Sí, sí, cualquier emoción. Al ser mucho más emocionales que los hombres son capaces de transmitir mucho más y jugar con esto. Por eso, es mucho más común que una mujer finja felicidad aunque la procesión vaya por dentro, finja tristeza, preocupación o incluso.. ¡los orgasmos femeninos!

Orgasmos femeninos

Suena horrible, lo sabemos. Pero así es. Muchas mujeres han fingido algún orgasmo más de una vez a lo largo de sus vidas, y la que diga que no… ¡miente! Obviamente, no estamos nada de acuerdo con esto, pero en cierto modo, y tras averiguar entre nuestras clientas el por qué, hemos comprendido muchas cosas.

¿Por qué se fingen los orgasmos femeninos? 

En primer lugar, una mujer finge el orgasmo no por ella, sino porque se siente mal por su pareja. Teme ofenderlo diciéndole que no hay llegado al orgasmo, no porque él lo haya hecho mal, sino porque tenía demasiada presión encima.

Otra de las razones por las que las mujeres fingen el orgasmo es a causa del estrés. Muchas piensan que si fingen el orgasmo sus parejas las van a dejar tranquilas y así van a poder seguir haciendo sus cosas.

En ambos casos, ¡¡error!! Fingir los orgasmos femeninos no os va a servir de nada. Claro está que a vuestra pareja le puede molestar o preocupar el saber que no habéis llegado al orgasmo pero si es por razones que se pueden dialogar sin heriros, hablad las cosas. A lo mejor solo ha sido cuestión de estrés, pero también puede ser porque tu pareja no haya sabido tocarte. Díselo.

Por otro lado, y esto va dedicado a vosotros, os decimos algunos trucos para saber si vuestra pareja está fingiendo un orgasmo.

6 efectos de los orgasmos femeninos

Cerrar los ojos

Cerrar los ojos cuando va a llegar al orgasmo es algo muy normal. Con esto, el cuerpo indica que está disfrutando y hace que los demás sentidos se bloqueen para que el orgasmo se disfrute mucho más. Es como durante un beso, si no se cierran los ojos quiere decir que está simulando.

Pérdida momentánea de la respiración

Durante los orgasmos femeninos el oxígeno no llega al cerebro y por lo tanto, esto puede llevar a que la mujer deje de respirar por unos segundos. No por nada, sino porque al rozar el orgasmo, el cuerpo entra en catarsis y deja de funcionar correctamente. Esto también se puede traducir en jadeos más constantes y en aumento.

Contracciones

Las mujeres tienen unas contracciones rítmicas y uniformes de la vagina, el útero y, por supuesto, los músculos abdominales con un intervalo de 0,7-0,9 segundos cuando sienten los orgasmos femeninos. Se parecen a unas pulsaciones. Es muy difícil simular las contracciones vaginales.

Roce, roce y más roce

Mientras la mujer está experimentando el o los orgasmos femeninos, no interrumpe nunca el contacto de la zona erógena con el irritante, o sea el pene, los dedos, la lengua, el vibrador, etc. Si no hay un contacto directo con esto, la mujer no llegará al orgasmo. Además de esto, es muy normal que la mujer, una vez alcanzado el orgasmo siga rozándose para estimular el clítoris, si hace esto es que va en busca del siguiente.

Se acabó

Si un sexo excepcional termina con el orgasmo de la mujer, su organismo se relaja y seguro que le dará por descansar o incluso dormir. Y si la mujer se ha excitado mucho pero no ha logrado el orgasmo, seguirá siendo activa a través de los besos o las conversaciones ya que no ha experimentado nada. ¡Cuidado! Porque esto solo pasa con las mujeres que son solo capaces de alcanzar un orgasmo por coito. Si tu pareja es multiorgásmica, o al menos lo es de vez en cuando, seguirá activa y buscará el segundo, tercer o cuarto orgasmo. Y os podemos asegurar que todos esos orgasmos femeninos serán igual de intensos.

El rostro

Cuando experimentamos el orgasmo, todos contraemos los músculos faciales. Es una reacción síntomatica, como cuando nos hacen daño o como cuando lloramos. Es inevitable. Por eso una mujer que tiene un orgasmo con una sonrisa, ten por seguro que está fingiendo.

Como ya hemos dicho son algunos trucos, pero que no son aplicables siempre ni a todas las mujeres. Las mujeres multiorgásmicas no se rigen por estas normas, o al menos no por todas, mientras que las anorgásmicas sí lo hacen. Si no estáis seguros de si ha llegado a tener un orgasmo o no, lo mejor es que le preguntéis. Ya sabéis que la comunicación es la base de toda pareja, ¡aunque no la agobiéis demasiado! Someterla a presión es lo que peor funciona para lograr los orgasmos femeninos. 
Sed malos.

Leave a Comment

8 × = 24