Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Sexo: Las caricias para avivar la llama

Sexo: Las caricias para avivar la llama

No es poco común escuchar a muchas mujeres –y hombres, aunque en menor cantidad- de que “ya no la tocan como antes”. No os vamos a engañar, a nosotros nos hierve la sangre cuando escuchamos este tipo de cosas. Sí que es cierto, y lo decimos siempre, que entendemos que vayáis hasta arriba pero que todo tiene un límite. Pensamos en vuestra salud, sobre todo la sexual, que ya sabéis que esto luego repercute en todo el cuerpo.

Si hay algo que nos entristece es el cambio sexual que ha habido en muchas parejas. Por H o por B ya no se centran tanto en lo que es el placer sino en la liberación mental y física que supone el sexo. Vale sí, es placer, pero ya sabéis a qué placer nos referimos. Por eso, hoy os hemos venido a hablar de las caricias, primer paso importantísimo para cualquier relación, sea sexual o sentimental.

Según Ernesto López Méndez, autor de “Tócame otra vez”, recuperar el primer paso comportamental, es decir las caricias, es básico para volver a revivir la llama de la pasión en la pareja.

caricias

 

López trata, básicamente de transmitir a las parejas ésa necesidad del contacto para sanar una relación de pareja. «Tomar en consideración a alguien quiere decir, entre otras cosas, aceptar que tiene perspectivas y ritmos diferentes, momentos oportunos para la relación y otros que no lo son, y, en consecuencia, nos pone frente al reto de desarrollar una fina capacidad de observación». Vamos que lo que dice es que hay que tener en consideración que el “aquí te pillo, aquí te mato” tiene un efecto positivo en contadas ocasiones. Para él, el compartir el contacto, el tacto de la otra persona es esencial.

López sugiere dos pasos básicos que hay que tener en cuenta si lo que queremos es reavivar la pasión.

 

Sin prisa.

Uno de los mayores peligros y errores que cometemos al mantener relaciones sexuales es que lo hacemos deprisa. Esto, a veces –muy pocas veces- es genial, ya que mantiene vivo el morbo y la sensación de “¡Joder, qué perraco/a me pone”. Pero aún así no es lo ideal, no es lo que tendríamos que hacer. Lo perfecto es tomarse su tiempo, disfrutar del tacto del otro, hacer las cosas por gusto y no a disgusto. Experimentar y explorar de nuevo la piel del otro. Quizás, hayan cambio, o quizás no, pero el caso es saberlo. El hecho de tocar un cuerpo con tacto, calma y cierta sensación de deseo, hace que nuestro cuerpo segregue serotonina y dopamina. Más o menos es como encender el calentador antes de meternos bajo el agua hirviendo de la ducha. Ir sin prisas, os dará el lugar clave donde se encuentra el botón accionador de ésa chispa.

 

Con suavidad.

Vale, sí, los movimientos bruscos mola mucho. Pero no nos cansaremos de repetir que es sólo de vez en cuando –en el caso de que tengáis una relación estable, sino todo se resume a eso-. El hecho de tocar el cuerpo con suavidad, nos va a ayudar a saber cómo es, como reacciona ante nuestro contacto. Cuando tocamos con mucha ansia no somos apenas conscientes de los gemidos, de los movimientos que hace nuestra pareja, esos que nos dan la clave para saber si lo hacemos bien o no. López dice que, en muchas ocasiones, “los movimientos bruscos, impositivos y/o desconsiderados causan rechazo”, sobre todo cuando se nos ha apagado casi la llama. Piensa que los besos y las caricias son decisivos en cualquier relación de pareja. Y más lo es tomar conciencia de la sensibilidad del cuerpo de nuestra pareja a través de los besos y las caricias.

 

Suavidad

Sabemos que muchas veces se necesitan pequeños incentivos para ponerse manos a la obra en este aspecto. Muchas veces, las caricias vienen seguidas de un intenso y placentero masaje erótico que –no os vamos a engañar- es siempre mano de santo. Además, el uso de algún que otro producto para esta ocasión puede estar genial. No sólo porque podréis tocar el cuerpo de vuestra pareja con más soltura –por no decir de una forma más resbaladiza- con los aceites para masaje, sino que también caldearéis el ambiente. Y, ¡ojo! No hablamos del típico aceite de J&J, no, no. Sino de aceites que os exciten a los dos.

Recordad que en nuestra juguetería eróticlo encontraréis todo y que además, tenéis la información más valiosa del mundo: el taller de masaje erótico se acerca a Besátame.

Sed malos.

Leave a Comment

÷ 6 = 1