Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Aumenta tu deseo sexual con el sexo tántrico

Con la llegada del calor y por supuesto los demás factores de nuestro día a día, la libido puede quedarse por los suelos. Sí, es un problema ya que el calor nos agota en exceso y siempre tenemos más ganas de descansar que de follar. Aunque parezca que no, no es necesario tener que pasearse desnudos delante de las parejas para aumentar su deseo sexual. Existen muchas técnicas que se pueden practicar en la más absoluta intimidad, más que nada, para que ningún vecino nos pille a través de la ventana.

sexo tántrico

Una de las mejores técnicas –una con la que uno no se puede ir a la tumba sin probar- es el sexo tántrico. Hay muy poca gente que conozca en profundidad esta práctica aún siendo una de las mejores para intimar con la pareja, tener una experiencia sexual completamente distinta y ser el sexo más experiencial que hay. La gente confunde el tantra con la eyaculación pa’ dentro únicamente, aunque el tantra es mucho más que eso.

¿En qué consiste el sexo tántrico?

Según la filosofía del tantra, se considera el sexo como un medio para lograr el bienestar físico y emocional. La idea es que sin deseo sexual no hay posibilidad de follar, por lo que se produce un desequilibrio interno, tanto a nivel físico como emocional.

El sexo tántrico se basa, por lo tanto, en una experiencia emocional y física gracias al flujo de energía que recorre a la pareja. Eñl hecho de compartir con la pareja ayuda a una mejor relación personal –vamos, consigo mismo-, por lo que el desequilibrio desaparece. Se centra en las sensaciones antes que en la penetración. Esta técnica se utiliza mucho para aumentar el placer y mejorar la vida sexual de las personas.

Según Tantra Touch, lo primordial en el sexo tántrico son las caricias, en esencia el juego previo al sexo. Acariciar y ser acariciado proporciona un gran placer, ayuda a reducir la ansiedad provocada por el deterioro de las relaciones sexuales y a recuperar la autoestima y la confianza –tanto con la pareja como con uno mismo-. Según Tantra Touch, estas caricias deben ocupar el mayor tiempo posible durante el sexo.

¿Cómo son las caricias del sexo tántrico?

Para que os hagáis una idea de cómo recuperar la libido con el sexo tántrico, es esencial que asumáis que los juegos previos –las caricias tántricas-, son esenciales. Aquí tenéis los cinco pasos básicos.

sexo tántrico

Primera fase

En esta fase, lo principal es centrarse en las emociones físicas y emocionales que nos proporcionan las caricias. Es esencial que se hagan de forma cariñosa y sin rozar ninguna zona erógena. El sexo tántrico no se centra solo en el sexo, sino el disfrute de las emociones. En esta fase hay que evitar que vuestros cuerpos se toquen más de lo necesario –vamos, más que vuestra mano en el cuerpo de vuestra pareja-.

Segunda fase

Tumbados en la cama, podéis pegaros un poco más y dejar que algunas zonas de vuestro cuerpo se toquen mientras os acariciáis mutuamente. Acariciaos durante mínimo 15 minutos y disfrutad de las sensaciones.

Tercera fase

Pasamos al masaje. Aún no se pueden tocar las zonas erógenas ya que sino no se disfruta del sexo tántrico como se debería. Para ello, podéis estar el uno encima del otro. El masaje debe ser suave y placentero, nada de machacaros como si estuvieseis en el fisio. Lo principal aquí es que el masaje suscite pasión y deseo.

Cuarta fase

Es aquí cuando empezamos con las caricias más íntimas. Sí, volvemos a las caricias para poder disfrutar de las sensaciones que nos suscitan ya que son importantes para recuperar la pasión y, sobre todo, la libido. Es muy importante que lo hagáis con calma, controlando vuestros impulsos y no acabar penetrándoos.

Quinta fase

Sin dejar de tocaros y estimularos con caricias suaves y constantes, empezáis la etapa de la penetración. Si sois principiantes- lo más recomendable es que empecéis con el misionero invertido –ella arriba-, evitando cualquier tipo de movimiento. El sexo tántrico consiste en disfrutar de la postura, alargar y alternar los períodos de penetración y descanso, así como aprender a disfrutar del momento y conseguir saborear cada momento de placer.

El sexo tántrico es una de las mejores prácticas para poder empezar a controlar los impulsos sexuales, consiguiendo así disfrutar de verdad del sexo. Desde Besátame os recomendamos –de primera mano- ponerla en práctica ya que es una experiencia muy placentera y, ¡vicia! Otra recomendación es que uséis alguna crema estimuladora, potenciando así el placer.

Sed malos.

Leave a Comment

- 1 = 1