Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Las curiosidades que debes conocer sobre los testículos seas hombre o mujer

A veces, creemos ser sabedores de todo, pero lo cierto es que no lo somos de nada y no es de extrañar, vivimos en un mundo en el que hay una sobreinformación asombrosa, en el cual es cada vez más difícil detectar qué es lo que está pasando de verdad y de lo que no. Y, por si esto no fuese poco, parece que todavía existe la Santa Inquisición, lo cual hace que el hombre se siga creyendo superior a la mujer y que la mujer acabe relegada a un segundo puesto.

Sí, por supuesto que se lucha a diario para que esto deje de suceder, para que las mujeres tengan muchos más derechos y etc, pero lo que no se hace es luchar por los intereses y la libertad de la sociedad, al menos la española. ¿¡Qué narices es eso de que el sexo aún sea un tabú!?

Pues sí, desgraciadamente esto sigue siendo algo que sucede a diario, donde en el colegio, hablar del cuerpo femenino y masculino causa risotadas, pudor en los profesores, ofensa en los padres y censura en la dirección. Así, es muy normal que los niños de hoy en día no solo no estén preparados para mantener relaciones sexuales, sino que, además, hace que los adultos –tanto los de hoy en día como los de en un futuro-, no tengan ni idea de cómo funciona su aparato reproductor.

Además de esto, tampoco es que se les esté cultivando, actualmente, a los niños, la idea de querer ser curiosos. Más bien, lo que se pretende es que sean niños acomodados que no hagan muchas preguntas y que no se cuestionen demasiadas cosas. Lo cual no es tan buena idea.

De todas formas, como siempre, nosotros estamos aquí para daros lo mejor y no dejar que el ánimo decaiga, por eso, ¡os traemos TODO lo que necesitáis saber de los testículos y una de las zonas erógenas masculinas menos conocidas!

testiculos hombres

Las seis cosas que todo el mundo debería saber sobre los testículos

Mas grande no implica mejor

Ya sabéis que hay una extraña obsesión por aquello del tamaño sí importa. Está claro que no para todo, pero por ejemplo, los hombres tienen un miedito un poco raro a eso de que algo en su aparato reproductor parezca más pequeño de lo que es. No es que le vayamos a culpar ahora, cuando siempre se ha dicho que los hombres que más pequeña la tienen no se comían una mierda. Aunque no era verdad.

Pues más o menos pasa con el tema de los testículos. Los hombres con un tamaño superior han resultado ser peores padres que aquellos que los tienen más pequeños. ¿Qué por qué? Pues según un estudio de la Universidad de Emory, los hombres con testículos más pequeños tienden a reflejar una compensación entre el esfuerzo por reproducirse y el esfuerzo paternal. Por lo tanto, en este estudio se reveló, a través del análisis del funcionamiento del cerebro, que aquellos padres que tenían los testículos más pequeños, tendían a cuidar más, preocuparse más y estar más atentos a sus hijos que aquellos que no los tenían pequeños.

Qué cosas hace el instinto de supervivencia y reproductor, ¿eh?

Siempre frescos cual caramelo de menta

¿Alguna vez os habéis metido un chicle o caramelo de menta en la boca y habéis notado cómo bajaba la temperatura de vuestra boca? ¿No? Pues deberíais saberlo, así entenderíais más o menos a qué temperatura están los testículos durante todo el año, aunque tú estés hirviendo de fiebre. Aunque es cierto que aquí baja el conteo de espermatozoides, por ejemplo.

Lo gracioso –o curioso- de todo esto, es que si tu cuerpo vive a 37ºC, los testículos siempre estarán entre uno y tres grados por debajo de tu temperatura. ¿Extraño? Para nada y más si tenemos en cuenta que la naturaleza lo que quieres es que tus espermatozoides estén en un clima fresquito y no recocido. Esto es porque las temperaturas bajas, hacen que tus soldaditos puedan mantenerse en un estado de descanso mientras tú buscas un sitio donde ellos puedan ponerse manos a la obra y provocar un embarazo.

El sexo y los testículos

Hay cosas que son un poco básicas, pero que necesitáis saber sí o sí. El caso es que, durante la excitación sexual, los testículos pueden aumentar su tamaño casi un 50% más de su tamaño normal. Esto no lo sabe mucha gente porque, durante el sexo, la verdad es que estamos bastante ocupados como para ponernos a controlar diámetros del antes y el durante el coito, pero vamos, que esto pasa.

Por supuesto, otra cosa que tienes que saber es que justo antes de eyacular, los testículos de un hombre se levantan y se pegan un pelín más a su cuerpo, solo para hacer contacto en el momento de la eyaculación. Esto se debe, por supuesto al hecho de que el cuerpo debe lanzar miles de espermatozoides. Si los huevos cuelgan muy lejos del cuerpo, no van a llegar muchos, por eso, hacen una especie de catapulta.

No es una parte del cuerpo que no tenga músculos

Sí, como lo leéis. Al contrario de lo que mucha gente se cree, los testículos sí tienen músculos. Sí, claro, cuando los ves ahí, en reposo y parecen más bien una bolsa de cacahuetes arrugada y lista para tirar a la basura, es algo que no te planteas nunca, pero sí, los testículos tienen músculos. Bueno, vale, no son exactamente músculos como un bíceps o un cuádriceps, pero son músculos tensores que se encargan de que los testículos estén en movimiento, aunque también en su sitio.

El cartos, por ejemplo, hace que los testículos estén dentro del escroto siempre, haciendo así que siempre tenga una apariencia de pasita muy adorable, como muchos de vosotros pensáis. Son, por lo tanto, músculos encargados de pequeños movimientos que lo único que buscan es la supervivencia de los espermatozoides ya que es complicado que, si el testículo está fuera, por ejemplo, los golpes no afecten a la producción de esperma.

Uno cuelga más

Seguro que TODOS os habéis dado cuenta de esto, tanto ellos como ellas. Y es que, aunque no lo creas, tus testículos no están realmente pegados y el uno al lado del otro. Esto es un poco como si los testículos tuviesen mente de arquitecto –de los buenos, de los que son mujeres, claro- y supiesen que la localización es esencial para su supervivencia.

Aunque de normal los testículos suelen tener 2,5 cm de ancho y casi 5 de alto, lo cierto es que, por lo general, el testículo derecho es más grande que el izquierdo. Sin embargo, aunque no te lo vas a poder creer, no es el testículo derecho el que más cuelga, sino el izquierdo y es simplemente por una cuestión de ubicación.

Los bultitos

A ver, no nos vamos a engañar… los testículos no son para nada algo bonito, de verdad. Son feos hasta decir basta y el asunto no se arregla demasiado cuando están al lío y más tensos. ¿Os habéis fijado de que los testículos tienen un montón de bultitos? A lo mejor no os habéis parado ni a mirároslos con tanto detenimiento porque, ¿para qué? Si ya tenéis el pene para jugar. Lo cierto es que los bultitos esos no son peligrosos, al menos en la mayoría de los casos, aunque la varicocele, que es una vena agrandada puede tener un impacto negativo en lo que es la fertilidad y ser, además, doloroso.

Lo mejor es que, si ves que tienes algún bulto en el testículo que molesta o duele, vayas al urólogo. Aunque solo el 4% de los bultos raritos suele ser cáncer, puede tratarse de algo simplemente molesto y ya está.

Ahora que ya sabéis más cosas sobre los testículos… ¿no os han entrado muchas más ganas de conocerlos más de cerca? Pero mirándolos, tampoco hará falta que os los llevéis a la boca.

Leave a Comment

3 + 1 =