Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Cosas que no tienes que hacer de vacaciones en pareja

Uno de los mayores problemas que hay en vacaciones en pareja son las discusiones. Aunque no queramos discutir con nuestra pareja, es casi inevitable hacerlo, aunque sea por una simple tontería. El hecho de no estar centrados en la rutina hace que nazcan los roces y que, por lo tanto, estos nos pasen factura.

Las vacaciones en pareja están para disfrutarlas, para descansar, desconectar y volver a conectar los dos juntos. Sin embargo, parece que el período vacacional se alarga más de lo que debería en el tiempo y eso lleva a que muchas relaciones dejen de fluir.

Para que este verano vuestra relación no se vea afectada por las discusiones en vuestras vacaciones en pareja, os dejamos algunos consejos para que os analicéis a vosotros mismos. Lo más importante en una relación de pareja es la comunicación, recordadlo.

vacaciones en pareja

No hacer que lo sabes todo

Uno de los mayores problemas, aunque vivamos con nuestra pareja, es que apenas compartimos. El trabajo, la vida social y, básicamente, la rutina nos va absorbiendo poco a poco y hace que nos distanciemos ligeramente de nuestra pareja. Si algo tenemos que tener claro es que las personas vamos creciendo y cambiando con el tiempo, por eso no hagas como que lo sabes todo porque al final, se comete el error de regañar y corregir a la otra persona.

El hecho de actuar como si lo supiésemos todo hace que nuestro compañero –da igual que sea amigo o pareja- se agobie y frustre y es así cuando nacen las discusiones. El derecho a opinar es indiscutible, pero evita discutir o echarle cosas en cara.

No creer que eres el ombligo del mundo

A pesar de lo que nos tienen acostumbrados, no somos el centro del mundo. Es cierto que hay que ser egoístas –hasta cierto punto, claro- pero no por eso el resto del mundo va a bailar a nuestro son. Por eso mismo, deja de dar por hecho o pensar que tu pareja debe hacerlo. Está bien compartir pero hay que saber dónde están los límites. Cuando te reconozcas en un comportamiento poco altruista con tu pareja, empieza a centrarte tú en ella. Es la mejor forma de contrarrestar los efectos del egoísmo.

No comunicarte

Un error terrible que se comete en las vacaciones en pareja es que, como las cosas se hacen de forma conjunta, apenas se habla y si a eso le añadimos las nuevas tecnologías… ¡vamos listos! Por eso, es esencial que te comuniques, que le hables a tu pareja. El estar los dos en silencio de vez en cuando puede ser positivo, ¡pero no si estáis pasando el uno del otro! Ríete, habla con él, comparte nuevos sueños, critica o haz lo que haga falta, ¡pero comunícate!

Hacer las cosas sin ganas y amor

Es muy fácil caer en la tentación de dejarse arrastrar por el aburrimiento o la ira y por eso las vacaciones en pareja pueden acabar siendo un verdadero desastre. Por eso, es importante que todo lo que hagas, lo hagas con amor, cariño. Piensa en cómo te gustaría que hiciesen las cosas para ti y hazlas, sin esperar tampoco que la otra persona va a reaccionar como lo harías tú.

La clave del éxito para las vacaciones en pareja está en el hecho de ser una pareja. No hablamos de convencionalismos, de lo que se debe hacer o no, pero sí de que nos centremos en la otra persona ya que, esté o no definido lo que tenéis… ¡sois una pareja!

Sed malos.

Leave a Comment

- 7 = 2