Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Cómo aumentar el placer en pareja

Si hay algo en lo que nunca podemos parar de mejorar es en el placer y en el poder del autoconocimiento. Está muy bien eso de conocer muchas cosas, cultivarse para poder autoconocerse y llenar el cerebro y la mente pero, ¿qué pasa con nuestro cuerpo? ¿No tiene derecho también a darse los lujos del placer? ¡Por supuesto que sí! Por eso, es importante buscar nuevas formas de aumentar el placer durante las relaciones sexuales. De este modo conseguiremos muchas cosas, pero sobre todo que no se vuelvan monótonas.

Y no importa si son en solitario o en pareja porque, lo cierto, es que el sexo es sexo y que cuando mantenemos relaciones, sea para nosotros mismo o para nosotros y otra persona, lo ideal es reinventarse, redescubrirse y enfrentarse a nuevos retos. Aunque lo queramos hacer todo básico, todo fácil y sencillo, el placer no puede tratarse así.

aumentar el placer

En cuanto al sexo en pareja -aunque para muchas parejas es un A-B-C-, puede reinventarse y renovarse si es lo que se desea y para ello, además de poder usar la imaginación, lo cierto es que hay varias técnicas y/o formas de conseguirlo. Pero, ciertamente, existen una serie de tabúes o reglas que hay que romper para poder disfrutar del sexo de verdad –y siempre-:

Cambiar la concepción del tiempo. Se cree que el sexo que dura menos de 15’ es deficiente y no es cierto. Muchas veces, esos 15 minutos, si se aprovechan bien y se disfruta de verdad, no tienen por qué alargarse. Es un mito el hecho de pensar que para que una relación sexual sea buena deba durar más de media hora. Con una buena estimulación, TODOS podemos llegar al orgasmo en menos de 2 minutos si lo deseamos.

Conocernos: el autoconocimiento físico es esencial para poder aumentar el placer durante las relaciones sexuales. No se puede dejar en manos de otras personas lo que nosotros queremos o deseamos conseguir ya que nadie nos puede conocer mejor que nosotros mismos.

No cerrarse: está claro que todos tenemos líneas que no queremos pasar o que, no estamos dispuestos a hacerlas con cualquiera. Pero sí que es cierto que no se puede estar siempre pasivo y/o inmóvil en esta vida. Por eso, es esencial reciclarse y estar abierto a nuevas opciones y formas de disfrutar.

 

Las cinco técnicas que puedes poner en práctica para aumentar el placer en la cama

Tú a tú

Este es uno de los juegos que más psicólogos para pareja recomiendan para cuando la pareja tiene problemas para dejarse fluir y llevar por la situación. Es cierto que hay muchas personas que ven la masturbación como un tabú y, muchos –aunque sobre todo muchas-, reconocen que nunca se masturban delante de su pareja por temor a ser juzgados. Sin embargo, los psicólogos –y nosotros- coinciden en que masturbarse delante de la pareja es algo que, además de aumentar el placer en la cama, ayuda a que la relación se afiance. Por supuesto, el masturbaros frente al otro, os ayudará a conocer los gustos de cada uno en cuanto al sexo. Viendo a tu pareja tocarse es como más se aprende sobre sus gustos y sus necesidades en la cama, por lo que puede ser una técnica infalible si, por ejemplo, lleváis un tiempo en el que no disfrutáis tanto como al principio de los orgasmos.

La alineación coital

Esta opción está más bien centrada en una postura ya que, en cuanto a las posturas, también es esencial reinventarse o morir. Aunque a muchas mujeres les cuesta conseguir el orgasmo porque no están realmente concentradas en la relación sexual, muchas lo hacen porque, al no estimularse de forma correcta –ellas mismas o su pareja-, no consiguen tener una buena estimulación del clítoris. La alineación coital permite aumentar el placer incluso en la postura del misionero. Sí, sabemos que para muchos es una postura olvidada porque es la típica, pero el misionero ofrece mucho más que la facilidad del “mete-saca”. Muchas mujeres, como ya hemos dicho, necesitan estimular de forma mucho más directa el clítoris para tener un orgamos mucho más intenso. Es por eso que esta postura es perfecta para aumentar el placer femenino, pero sobre todo masculino.

Ella se coloca en la posición normal –boca arriba-, con un cojín en las lumbares para subir el ángulo de las caderas y las piernas ligeramente separadas, mientras que él deja caer el peso sobre sus codos y no sobre sus manos como de costumbre. Esto permite que ambas pelvis estén mucho más cerca la una de la otra y vuestros cuerpos tengan más contacto.

 

El espejo

Esta técnica está especialmente pensada para aumentar el placer de la pareja en la cama. Esta idea se basa en el hecho de que la pareja se puede conocer más si se imitan mutuamente. Aunque es cierto que no tiene nada que ver con la del “Tú a tú”, sí que se parecen en algo: hay que aprender de lo que le gusta al otro.

Según Verónica Vivero, esta técnica es perfecta para que la pareja resintonice y se redescubra. Lo importante aquí es fijarse en cómo hace las cosas la pareja porque, fijándonos en lo que hace e imitándolo, conoceremos mejor y más profundamente sus gustos.

Es decir, si nuestra pareja nos acaricia la espalda para excitarnos es porque, inevitablemente, a ella le gusta que le acaricien la espalda y busca que le den el mismo tipo de placer. Si tu pareja te besa por todo el cuerpo es porque, involuntariamente, espera que tú hagas exactamente lo mismo porque eso para ella es sinónimo de placer. En este juego, vais a descubrir cosas que, a pesar de llevar años juntos, se os pueden haber pasado por alto.

 

El start y stop

Esta técnica se parece, en cierta medida, al sexo tántrico ya que busca, en rasgos similares, encontrar el equilibrio cuerpo-mente, aunque en este caso es más en el hombre. Esta técnica es perfecta para la gente que tenga problemas a la hora de eyacular. Los nervios juegan una mala pasada y, aunque a veces no queramos corrernos, pasa. Esto se puede solucionar con una de las técnicas para aumentar el placer en la cama, ya que permite al hombre conocerse y tener un control mucho mayor y más profundo sobre su cuerpo, las emociones, las sensaciones y, por supuesto, sobre su eyaculación.

Esta técnica consiste en que él, deberá controlar en cierta medida la penetración. Con esto no queremos decir que solo tenga un papel activo él, sino que sea él el que domine los cambios de ritmo. Esto se debe a que, con la técnica del Start-Stop, el hombre va a controlar su eyaculación y, cuando note que está a punto de hacerlo, parará –stop- y luego, vuelve a retomar la penetración –start-. Obviamente, al principio es una técnica que puede desquiciar a unos cuantos, pero algo que no os imagináis es lo placentera que puede llegar a ser. Además, según los datos de la Asociación Española de Urología, esta técnica es la mejor para ayudar a controlar la eyaculación precoz, la cual afecta a un 30% casi de los hombre. Por supuesto, en este caso, es muy importante trabajar el Start-Stop en solitario, es decir mientras nos masturbamos.

 

El beso de Singapur

No hace mucho ya os hablábamos de esta antigua técnica, también conocida como el pompoir. Es una de las más indicadas para aumentar el placer ya que permite que la mujer y el hombre sientan nuevas sensaciones durante la penetración, algo que no suele ser tan habitual como a nosotros nos gustaría. Por supuesto, es una técnica que permite a la mujer ser la que controle las sensaciones e incluso el ritmo de la penetración. ¿Cómo? Pues esta técnica se centra en buscar el placer de ambos gracias al control y el dominio de las contracciones vaginales controladas –también conocidas como los Ejercicios de Kegel-.

Con esta técnica vamos a poder disfrutar de sensaciones interesantes para ambos y puede ser una nueva forma para la pareja para comunicarse durante el sexo y, por supuesto, para redescubrirse mutuamente y aumentar el placer al mismo tiempo.

 

Recordad que en el sexo no hay nada escrito y que cada cama –o mueble de la casa- cuenta una historia muy diferente de quién sois. Nunca vais a tener el mismo tipo de relaciones sexuales con una pareja que con otra, así que tampoco os angustiéis si no es como en las anteriores relaciones. Cada persona nos hace sentir de forma diferente, pero aún así, hay formas de mejorar y aumentar el placer.

 

Leave a Comment

7 × 1 =