Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

El pequeño gran placer de las Balas Vibradoras

Hoy os traemos un post que os calentará y animará más, si cabe. Hoy os traemos un post especial. Sí, hoy hablamos de un tema que parecía que teníamos olvidado peeero… ¡¡NO!! Hoy venimos dispuestos a hablaros de las balas vibradoras.

balas vibradoras

Las balas vibradoras son la versión más pequeña y discreta del vibrador. Por lo que, debe su nombre a su forma, que imita una bala. A pesar de su pequeño tamaño, algunas pueden alcanzar niveles de vibración bastante insospechados. Siempre creemos que cuanto más grande, más placer. Aunque no os lo vamos a negar en muchos aspectos, este no es uno de ellos.

La bala es uno de los juguetes eróticos más simples y a la vez más diverso que puedes encontrar en el mercado. Es tan pequeño que puedes llevarlo en el bolso o en el bolsillo sin problema y, además, esto te permite esconderlo en cualquier sitio ya que, por mucho que hayan menores en la casa, nunca sabrán lo que es – a no ser que ya los usen, claro-. Este tipo de vibrador es impresionante, ya no solo por su tamaño, sino por la vibración que nos aporta. A pesar de su tamaño, muchas de ellas pueden incluso superar la vibración de muchos vibradores. Sí, sí, como lo leéis. Muchas de ellas son tan potentes que asombran.

Su uso es idéntico al de cualquier vibrador, a excepción de una razón: su tamaño. Al ser tan pequeña, la limitación que nos da es que no podemos penetrarnos con ella. O no podemos hacerlo, en muchos casos, tanto como nos gustaría. La mayoría de ellas cuenta con una sola vibración, aunque podemos encontrar de hasta 10 modalidades de vibración. ¿El uso? Sencillísimo. Darle al botón y… ¡a jugar!

Otra cosa que es muy importante en este tipo de juguetes es que, tienen las formas más variopintas que os podáis encontrar. Muchas tienen forma de conejito –con las orejitas-, otras tienen forma de bala pura y dura, algunas tienen forma de pintalabios –siendo el cabezal de silicona blando-, e incluso las hay que son curvadas y están diseñadas para estimular el punto G. Además de esto, todas son perfectamente compatibles con fundas, las cuales nos darán mucho más juego que tan solo la bala.

En general, las balas se usan para estimular el clítoris. Básicamente porque proporcionan una vibración suave, la cual podemos controlar de una forma más rápida y eficaz que un vibrador grande. Además de esto, las balas vibradoras permiten jugar con ellas de muchas formas ya sea en pareja o en solitario, permitiéndonos estimular zonas que muchos vibradores no pueden, como son los senos o el perineo. Y esto nos lleva a… ¡las balas vibradoras también se puede usar con ellos! Sí, como lo leéis. Este pequeño objeto nos permite estimularlos a ellos también, ya sea en el escroto o en el perineo.

Pero, el problema al que se enfrenta toda mujer: “¿Cuál elijo?”. Para poder ayudaros en esta elección, os dejamos aquí nuestras preferidas.

Estimulador de bolsillo Adrien Lastic

Como ya hemos dicho, existen mil formas para las balas. A nosotros, personalmente, nos tiene enamorados este modelo. Con una sola función, es el complemento perfecto para estimular cualquier zona. De silicona blanda y suave, permite estimular con suavidad. Sin embargo, si le quitamos la capucha, proporciona una estimulación mucho más “dura”. Perfecto, ¿no?

adrien

Estimulador Minoo

Este es un claro ejemplo de que las balas vibradoras pueden tener muchas vibraciones y además es un complemento que no debe faltar. Este estimulador tiene 10 velocidades y viene con una “funda” que permite la penetración. Suave, delicado y extensible, son las 3 palabras que definen a este estimulador. Además de locura, claro.

minoo

OVO

Ovo, dentro de su perfección de marca tiene unas balas estupendas. Incluyendo la suavidad y la discreción en sus diseños, OVO nos trae unas balas vibradoras más que estupendas: OVO D2, OVO T1 y OVO T2. Aunque tiene una amplia gama de balas, jugando con el tamaño, estas son las que nos han robado el corazón. Todas sumergibles y multifuncionales. ¿Se puede pedir algo más?

OVO

Dicho esto, poco más queda por añadir. ¡Aunque sí, sólo una cosa!

Sed malos.

Leave a Comment

85 - 76 =