Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Las claves para hacer una buena mamada

Hemos hablado en incontables ocasiones del buen sexo, de lo importante que son los preliminares, los juegos para comenzar a jugar, etc. Pero de lo que no hemos hablado hasta hoy es de cada uno de los preliminares con los que podemos jugar previos a la penetración. Eso, por supuesto, incluye el cunnilingus y la mamada. Está claro que es un tema delicado y que cada hombre tiene unos gustos y, por así decirlo, una serie de puntos débiles que hacen que disfrute más, disfrute menos o que, incluso, llegue a tener cosquillas.

La mamada, a pesar de lo que muchas piensan, tiene su aquel. Sí, aunque parezca algo sencillo, hacerla bien no es algo que sea realmente sencillo. Está claro que hay muchos factores que pueden llegar a influir y que cada hombre es un mundo completamente diferente, por lo que la mamada nunca será igual de buena para uno que para otro. Sin embargo, sí que es verdad que hay algunas cosas que no se pueden obviar a la hora de hacer una buena mamada.

Para que sepáis qué es lo que más tienen en cuenta los hombres a la hora de valorar una buena mamada, les hemos preguntado a ellos mismos para que sean los que nos guíen para explicaros cómo hacer una buena mamada.

 buena mamada

Cuatro must para una buena mamada

El pre

Aunque no lo creáis, a ellos tampoco les gusta que las mujeres vayan directas al grano. Vamos, que lo que no mola nada es que la cojáis y os la metáis en la boca sin más. Eso sí, ¡quejarse no se quejarán! Sin embargo, a ellos también les gusta disfrutar de la sensación de sentirse deseados por lo que el pre de una buena mamada se resume en tocar hasta llegar.

Besa su cuerpo, saboréalo, lámelo y hazlo poco a poco, suave, mientras bajas caminito de Jeréz –obviamente nos referimos al pene-. La espera es lo que más les excita, saber que vais bajando hacia el pene es lo que les hace enloquecer así que… ¡no os cortéis!

Besa, lame, chupa

Suena a título de película, lo sabemos, pero está claro que una buena mamada no solo es cuando la chica se la mete en la boca y empieza a metérsela y sacársela. ¡JAMÁS! Eso solo hace que, aunque les produzca placer, aburrirlos. Así que, mujeres del mundo, variedad. ¡Eso es lo que hace que una buena mamada sea realmente inolvidable! La forma en la que se haga ya depende de vosotras, pero intercalad besos, lametones y la propia succión. Además de esto, tened en cuenta que una buena mamada no solo se centra en el propio pene –prepucio y tronco- sino que toda la zona púbica es erógena por sí misma. Está claro que el ansia puede llevaros a no querer soltarla, pero para eso tenéis también manos, ¿no?

Las manos nunca vacías

No nos referimos a que tengáis una bola antiestrés en las manos, sino que nunca dejéis de jugar. Está claro que lo esencial en una buena mamada es la boca, ¡pero las manos también son importantes! Al contrario de lo que pensáis –y aunque haya hombres a los que les haga cosquillas- los testículos son zonas muy erógenas y estimularlos a la vez que la chupáis… es básico para que la mamada sea realmente espectacular. No os olvidéis del paso anterior y combinadlo con el juego de manos. Básicamente la idea es comer, sean los testículos o el pene.

La posición

No solo cuenta chuparla bien, aunque suponga el 80% del secreto para hacer una buena mamada. La postura en la que estés es también muy importante. Para ellos, la mejor es en la que están tumbados, aunque para las mujeres es mucho más cómodo estar de cuclillas o arrodilladas. Para ello, haced que el hombre se siente o tumbe en borde de la cama ya que de este modo podréis poneros muy cómodas sin tener que apoyar un brazo para no perder la estabilidad. Además, esta posición os permitirá poder jugar con bocas y manos, pero, sobre todo y mucho más importante, ¡con la mirada! Eso también importa mucho a la hora de hacer una buena mamada. Por mucha vergüenza que os dé, es un hecho que a ellos les encanta que las mujeres les miren a los ojos.

 buena mamada

¿Cómo es una buena mamada para los hombres?

Tras haberos dado cuatros básicos para toda buena mamada, hemos consultado con los expertos en la materia –los hombres- para que sean ellos los que describan qué es de verdad una buena mamada. Todos coincidieron en que esos cuatro puntos eran esenciales, pero por supuesto… ¡hay más factores!

Aquí os dejamos las diez mejores explicaciones: Una buena mamada es cuando…

  • “…se chupa y se pajea a la vez. ¡Placer máximo!”
  • “… ves a que la tía lo disfruta de verdad. Que no parezca que lo hace por obligación”
  • “… la tía te pone tus manos sobre su cabeza y te pide, sin palabras, que la guíes. Aunque no lo tengas que hacer, ¡mola un huevo!”
  • “… no hay que decirle nada porque sabe a la perfección lo que hace”
  • “…entre follar y que te sigan haciendo una mamada, quieres elegir mamada”
  • “…te mira a los ojos con mientras te hacen la buena mamada. Esas caras de placer no tienen precio”
  • “…mientras ella te la chupa, tú la masturbas y la oyes gemir mientras te hace la mamada”
  • “…la tía no tiene miedo a explorar. Las visitas a Mordor, de vez en cuando, no están de más”
  • “…sabe marcar los ritmos sin dudar. Intercala el rápido-lento a la perfección”
  • “…sabe muy bien lo que hacer. Sabe qué besar, lamer o chupar en cada momento y, ¡nunca tiene las manos quietas!”

Ya sabéis chicas, todo es cuestión de probar, de descubrir y de hacer lo que más cómodas os haga sentir.

Sed malas.

Leave a Comment

84 - = 74