Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Consejos para disfrutar del sexo siempre

Consejos para disfrutar del sexo siempre

Las claves que tienes que conocer para poder disfrutar del sexo

Una cosa que odiamos con toda nuestra alma es que cada vez más gente joven anda con más tabúes y prejuicios sobre el sexo. ¡Ni que tuviesen 90 años! Es algo que nos está preocupando mucho, no solo porque los adolescentes que ya mantienen relaciones sexuales no se plantean en hacerlo por disfrutar del sexo, sino que lo hacen porque “está de moda” o para ser alguien entre los amigos o la gente de la escuela. Esto, por supuesto, acaba pasando factura a la sociedad. No, no solo porque empiezan a practicar mal el sexo, sino que, encima, lo arrastran a sus edades más adultas por lo que nos encontramos con que seguimos en una sociedad retrógrada.

Disfrutar del sexo no solo es esencial para eliminar tabúes retrógrados sobre nuestros cuerpos, las mujeres o el “animal” que llevamos dentro, sino que también es una forma de educar y de hacer que la sociedad avance y se desarrolle en un sentido mucho más positivo. Entendemos que, por cuestiones culturales, esto puede resultar muy complicado ya que la religión puede suponer un obstáculo social. Sin embargo, la educación sexual y no solo como se entiende ahora de “Esto es un condón y tenéis que usarlo”, es esencial para que los jóvenes no le tengan miedo, sino respeto. Con esto, no solo se conseguiría crear una sociedad mucho más igualitaria, sino que estaríamos entrando en un nuevo ciclo social donde los prejuicios, los tabúes y el respeto hacia el individuo son los pilares de la misma.

Sin embargo, como no somos nosotros lo que ponemos las leyes de educación, nos tenemos que aguantar y seguir intentando educar a todas esas personas que quieren liberarse no solo sexualmente, sino socialmente también. Estas personas entienden el sexo como algo positivo en sus vidas y que vale la pena ser disfrutado.

Aún así, seguimos cohibidos por una serie de creencias y de tabúes que se nos inculcan desde que somos pequeños como que el sexo es malo, que no hay que dejarse tentar por la carne, etc. Por eso, a muchas personas en edad adulta, les resulta bastante complicado disfrutar del sexo de una forma real y consciente. Por eso, una de nuestras labores siempre es reeducar a vuestro cuerpo y vuestra mente para que el sexo, no sea una complicación más.

disfrutar del sexo

5 consejos para empezar a disfrutar del sexo

Pide lo que te gusta

Está claro que esto no es algo que vayamos a hacer con cualquiera –aunque deberíamos- porque mucha gente no se siente en “confianza” para pedir lo que le gusta en el sexo pero sí para acabar desnudos y manteniendo relaciones con alguien. El caso es que, la seguridad es algo imprescindible a la hora de disfrutar el sexo y, pedir lo que nos gusta, es eso: estar seguros de nosotros mismos a la hora de mantener relaciones sexuales. Estas cosas, las sabemos cuando nos hemos querido lo suficiente, es decir: nos hemos masturbado. Sin embargo, somos conscientes de que la masturbación –sobre todo en la esfera femenina- está bastante mal vista por lo que es posible que la mujer no se conozca tanto como el hombre y eso le imposibilite el hecho de pedir las cosas. Pero, aún así, suponemos que se puede llegar a tener el recuerdo de lo que nos gustó en nuestras relaciones pasadas, por eso, te invitamos a que, si hay algo que te gusta, lo pidas sin miedo y sin el “¿Y si piensa mal de mi?” rondándote por la cabeza.

Sé egoísta en la cama

A ver, no tiene sentido alguno dejar que otra persona se haga cargo de nuestro placer sexual. Está claro que es importante que la pareja se conozca y que sepáis cuáles y dónde están las “teclas” de cada uno, pero esto no implica que tú te olvides de buscar lo que a ti te gusta para poder disfrutar. En cierto sentido, hablamos de que mires por ti, que hagas lo que te gusta, como si es saltar a la comba al mismo tiempo que mantienes relaciones. No ser egoísta en la cama, hace que adoptemos un rol de madre y eso nos hará no disfrutar del sexo en nuestros encuentros sexuales. Por supuesto, ambos tenéis que disfrutar, pero no sirve de nada no respetar tus deseos sexuales y luego quejarte de que tu pareja no ha hecho lo que a ti te gustaba. Está claro que todo mola mucho más si llegáis al orgasmo a la vez, pero a veces hay cierta incompatibilidad.

No te agobies si uno de los dos se queda a medias

La sociedad nos ha enseñado que el sexo se reduce al “mete-saca”, que el coito es lo único que cuenta y que no se puede ser feliz o no se puede llegar al orgasmo con una buena felación o un buen cunnilingus. Por eso, las parejas de hoy en día, entran en pánico si uno de los dos no ha conseguido llegar al orgasmo –en el caso de los hombres a correrse-. Pero esto no es así porque, sencillamente, ¡hay vida más allá de la penetración! De nada sirve fustigarse por no correrte o por correrte muy pronto porque lo único que conseguirás es generarte experiencias negativas. Por eso, si tu pareja no eyacula, ¡no te agobies! Hay otras formas de conseguir dar placer.

Quiérete

Si hay algo que nos hace entrar en pánico a muchos y nos impide disfrutar del sexo es el hecho de que no nos queremos, que no nos gusta nuestro cuerpo. Fingimos y decimos que sí, pero lo cierto es que a la hora de quedarnos desnudos delante de alguien, las cosas se complican. Quererte te hará sentir mejor contigo mismo y, por consiguiente, disfrutar del sexo mucho más. Pero, por supuesto, esto pasa por respetarse antes, por aceptar tu cuerpo y por comprender que si estás en la cama con una persona –y no vais demasiado alcoholizados ninguno de los dos- es porque ambos os sentís atraídos el uno por el otro y, esto, es mucho más importante que lo insegura que te puedas llegar a sentir tu.  

Prueba cosas nuevas

No estamos diciéndote que sea esencial que introduzcas un vibrador para poder disfrutar del sexo, solo que a veces, es necesario cambiar un poco las cosas para volver –o empezar- a disfrutar en la cama y con las relaciones sexuales. Está claro que tenemos unos botones que, si se tocan correctamente, van a hacer que disfrutemos pero, aún así, hay días tontos y tontos todos los días. Por eso, hay que aprender que introducir nuevas formas de darse placer el uno al otro, sin que realmente resulte violento.

Disfrutar del sexo no es algo que le resulte fácil a todo el mundo y es comprensible teniendo en cuenta nuestra cultura y nuestra educación. Pero, sabiendo que la liberación sexual –BIEN PLANTEADA- puede empezar a establecer los cimientos de una nueva sociedad, ¡disfrutar del sexo y educar con ese pensamiento es algo que vale la pena empezar a trabajar!

Leave a Comment

70 ÷ = 10