Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Descubre la copa menstrual y sus beneficios

A pesar de que la copa menstrual es algo de lo que se habla mucho –y en nuestra tienda siempre nos preguntan-, lo cierto es que son muy pocas las mujeres que se atreven a usarla. Sea por la razón que sea, aunque suele ser más bien por miedo y desconocimiento, las mujeres no se atreven a usarla de una forma habitual. Uno de los mayores problemas que hay alrededor de este producto de higiene femenina es que se tiene una muy mala imagen de ella.

A pesar de ser un invento del S. XIX –sí, para que veáis que tiene muchos más años de los que pensáis-, las mujeres no parecen querer ni oír hablar. En 1930 empezó a producirse en masa, aunque muy pocas mujeres la usaban debido a los prejuicios que existían sobre el tocamiento de los genitales y, por supuesto, por la aparición de las compresas y los tampax, los cuales ganaban posiciones entre las consumidoras gracias al bombardeo publicitario.

Aunque no es en absoluto un producto que tenga que ser un tabú, lo cierto es que tiene como un aura, un aura mala que no deja a muchas mujeres poder acceder a ella. Una de las principales razones es que se cree que la copa menstrual no es para nada higiénica, ¡pero nada más lejos de la realidad!

Si sois de esas que aún no tiene su copa menstrual, pero que se lo ha planteado muchas veces pero no ha dado el paso o, simplemente, sois de las que han oído hablar de ella y ya está, lo mejor es que conozcáis todos sus beneficios.

copa menstrual

Los beneficios de la copa menstrual

Durabilidad

Si hay algo que hay que destacar por encima de TODAS las cosas sobre la copa menstrual es que tiene una vida muy larga y muy extensa. La copa menstrual no es de usar y tirar como los tampones o las compresas, por lo que el gasto y la inversión que se hacen en ella, son mucho menores. Muchas de las mujeres que la conocen ya sabrán esto. Aunque al principio el precio pueda echar para atrás –están valoradas por unos 30€ aprox.-, lo cierto es que es una gran inversión de futuro. La copa menstrual es un producto con una vida útil de 10 a 15 años, por lo que, si nos ponemos a hacer cuentas, comprar un pack de compresas y otro de tampax al mes, triplica el gasto que estamos haciendo para que la regla no nos influya en nuestro día a día.

Por supuesto, no hay que mirar solo este tipo de durabilidad sino que, además, aguanta mucho más colocada que un tampax. Debido a los componentes de las compresas y de los tampax, no es recomendable usarlos más de 6h –a priori- ya que esto nos puede causar muchos problemas ginecológicos, sin embargo, la copa menstrual, gracias a sus materiales, puede llevarse todo el tiempo que se quiera puesta, ¡incluso 24h si quieres!

Materiales

Los materiales no tienen nada que ver con los de los tampones y las compresas, ya que no contiene algodón y, por lo tanto, no hay uso de sustancias químicas para que no se acabe deshaciendo en tu interior –como sí pasaría con los tampax, por ejemplo-. La copa menstrual está hecha de material hipoalergénico, como casi todos los juguetes sexuales que hay hasta la fecha en el mercado. Sí, se hace con silicona de grado médico –que es casi, casi la misma que la que se usa para los implantes-. Por supuesto, tiene un acabado con efecto satén que lo llaman, para que no tenga rugosidades y a la hora de colocarla y extraerla sea mucho más fácil y más suave. Este material impide, por supuesto, la acumulación de bacterias, aunque para asegurarte mejor es recomendable hervirla antes y después de tener la regla. De este modo, te asegurarás de que no hayan bacterias mientras la estés usando.

Por supuesto, sus materiales te evitarán el mal trago de pasar por un SST –Síndrome de Shock Tóxico-. Este problema más común de lo que se cree, está asociado al uso regular, continuado y no controlado de tampones. Esto se debe a que están llenos de químicos para poder permitir que el algodón de mantenga intacto y no se despeluche una vez introducido en la vagina. Por supuesto, la silicona hipoalergénica con la que están hechas las copas menstruales no alteran el PH vaginal, por lo que ayuda a prevenir las infecciones derivadas por bajadas en los niveles.

Tamaños

Muchas mujeres siempre se preocupan por lo mismo cuando ven la copa menstrual: “¿Eso tiene espacio suficiente?”. Sí, sí que lo tiene, ¿acaso no lo tiene un tampax y es más pequeño aún que la copa? Pues bien, en cuanto a las copas menstruales, también existen distintos tamaños que permiten su uso a todo tipo de mujeres. Encontraremos tamaños desde pequeños para las mujeres con menos flujo y un tamaño grande para mujeres que, por ejemplo, ya han dado a luz y tienen la vagina dilatada. La verdad es que en este caso, la copa menstrual no tiene nada que envidiarle al resto de productos. Por supuesto, además de por la cabida, la copa menstrual también se organiza por cantidad de flujo expulsado, por lo que también dependerá su tamaño según la cantidad de flujo que tires durante la regla.

Está claro, cuanto más flujo, mayor será el tamaño de la copa menstrual que debas adquirir, pero te aseguramos que no notarás que la llevas puesta.

Comodidad

A pesar de lo que muchas mujeres piensan, la copa menstrual no se nota, en absoluto. De hecho, muchas de las mujeres que ya usan su copa menstrual aseguran que es lo que menos notan. El material de silicona hace que la copa sea completamente flexible y que se adapte a tus movimientos sin subirse o sin bajarse, ¡tampoco sin que haya un desbordamiento en la copa! De hecho, la copa menstrual es lo único que te permitirá hacer diversas actividades sin necesidades de notarla, por ejemplo, bañarte o nadar. Lo que más destacan las usuarias de la copa menstrual es que a la hora de estar en contacto con el agua no se nota, sin embargo, los tampax, debido al agua que se cuela en la vagina, se encharcan mucho antes y eso hace que pesen más, haciendo que su uso se vuelva incómodo en la playa o la piscina.

Por supuesto, la copa menstrual puede llevarse durante mucho tiempo, por lo que no te tendrás que estar preocupando de cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que la vaciaste. No tendrás que estar pendiente de encontrar un baño, de tener que entrar en un sitio poco higiénico o de hacerlo en cualquier sitio incómodo, ya que la copa tiene mucha más capacidad que una compresa o un tampón y, como ya hemos dicho, puede usarse durante muchas más horas.

Recuerda que a la hora de adquirir tu copa menstrual, es mejor que acudas a una tienda física en la que te puedan explicar las diferencias entre unas y otras. Las ofertas de internet están bien, pero como con todo, hay que ir con mucho ojo.

Sed malas

Leave a Comment

5 + = 15