Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Curiosidades del pene y los testículos que tienes que saber

Curiosidades del pene y los testículos que tienes que saber

Aunque parece que es como algo innato en nuestra cabeza, lo cierto es que muy poca gente conoce realmente su anatomía. Y sí, es posible que sepan localizar a grandes rasgos algunas cosas, pero, obviamente esto es lo más normal. Aunque parezca que no, conocer la anatomía de nuestro aparato reproductor es algo muy importante, sobre todo a la hora de poder localizar algún que otro problema. Por eso, conocer el pene y los testículos, aunque sea con las curiosidades, es muy importante.

La concienciación y educación sexual en este país es bastante escasa, ya hablamos de eso no hace mucho tiempo y, además, tocamos un tema muy interesante que, a día de hoy, tiene mucha importancia para los padres: la hipersexualización. Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, para que haya un buen sexo es muy importante conocerse y no solo en el modo de “Me la casco, me corro y no necesito más” porque es en este momento donde se desarrolla una mala relación con nuestra propia sexología que, más adelante, puede generar otra serie de problemas en las relaciones sexuales con los demás.

Por eso, conocer tu pene y los testículos es importante ya que te permitirá no solo expandir tu mente y conocer algunas cosas que nunca creíste, sino que, además, te va a permitir entrar en contacto con tu cuerpo de una forma completamente diferente. Por supuesto, esto te va a ayudar a que sepas mejorar tus relaciones sexuales, no solo en solitario, sino en pareja también porque, conociéndote es como conseguirás disfrutar mucho más

Las cosas más curiosas del pene y los testículos que tienes que saber

Algunas curiosidades del pene

El pene es lo que más aprecian los hombres de su cuerpo. Al fin y al cabo, es la descripción de la masculinidad. Por eso, el pene se ha considerado siempre “el medidor de virilidad”, creando ciertos complejos en los que lo tenían pequeño y en los que lo tenían grande. Sin embargo –y a pesar de que todo hombre ha hablado/presumido de él alguna vez-, muy pocos son los que realmente lo conocen de verdad. Pocos son los hombres que pueden decir que saben cómo es la anatomía de su pene pero, sobre todo, pocos pueden decir que saben las curiosidades más importantes del pene.

Tiene dos partes

Como muchos hombres tienen que haberse dado cuenta ya, el pene se compone de dos partes principales: el tronco y el glande.

El glande es la cabeza del pene, que está unida al tronco por el prepucio y el frenillo. Esta es la zona más sensible de todo el pene ya que es donde están las terminaciones nerviosas de la zona. Además, el prepucio –que es la zona que hace el “paraguas” o “setilla”-, es donde se concentran los puntos erógenos más importantes de esta zona. Por eso, estimularlo tanto con las manos como con la legua, es de lo mejoer que hay.

El tronco, por su parte, es exclusivamente la zona por donde pasan todos los conductos más importantes, desde los nervios hasta el conducto urinario que, a su vez, también acaba en el glande.

No es ni músculo ni hueso

El pene no tiene musculatura, pero tampoco composición ósea, por lo tanto, no puede romperse o sufrir desgarros musculares. Sin embargo, el pene puede sufrir lesiones, sobre todo en la zona más sensible –el glande y el prepucio- donde pueden haber irritaciones, infecciones o, incluso, calambres por un uso excesivo.

Por otro lado, cabe destacar que, al no tratarse de un músculo, no se puede entrenar ni desarrollar como tal, por eso, es importante saber que no existen los “alargamientos de pene” como tal, sino que podemos hacer –gracias al uso de bombas o cremasque llegue más flujo sanguíneo a la zona para que esta aumente su tamaño, pero no es algo que se mantenga a medio-largo plazo.

Funciona por acto reflejo

Aunque se quiera, no se tiene control sobre las erecciones ni la eyaculación –esta puede controlarse con ejercicios mentales-. Por eso, los más jóvenes sufren erecciones involuntarias aunque no estén pensando en sexo. Esto se debe a que el cerebro envía impulsos hacia la zona del tren inferior, afectando a todos los órganos de la zona, incluyendo el pene.

Por supuesto, hemos de decir que no existe ningún tipo de relación entre el tamaño del pene en erección o en reposo. Por eso, es importante que no se juzgue la virilidad de un hombre por su tamaño –en ninguna de las dos ocasiones- ya que, aunque un hombre tenga el tamaño del pene muy grande en reposo, puede que este no sea mucho mayor erecto y viceversa.

No se puede eyacular y mear a la vez

Al tratarse de una “sola pieza”, el pene contiene en el tronco los dos conductos principales: el del pis y el de los espermatozoides. Sin embargo, aunque estén presentes estos dos conductos, el glande solo tiene un orificio, que es por donde los hombres mean y eyaculan. Por eso, es imposible que un hombre mee y eyacule a la vez, algo que sí puede pasar en el caso de la mujer. Por supuesto, de ahí viene el hecho de que, cuando un hombre está excitado o con el pene en erección –véase por las mañanas-, se les dificulte el trabajo de hacer pis.

BONUS: El tabaco es su peor enemigo

Todos sabemos que el tabaco no es bueno para nadie pero, en el caso del pene, se convierte en un enemigo obvio. Además de reducir la fertilidad, puede llegar incluso a provocar problemas en la erección, incluso la pérdida. Además, está demostrado que puede llegar a reducir el tamaño del pene y afectar a la sensibilidad del glande, haciendo que su placer sea mucho menor.

Curiosidades sobre los testículos

Conociendo un poco más el pene, es normal que debamos conocer un poco más y mejor los testículos. El pene y los testículos forman un todo, aunque a veces trabajan por separado y nosotros lo veamos como dos partes. Lo cierto es que, en la estimulación del uno se debe contemplar al otro pues, son dos partes de un todo, como en el caso del clítoris y la vagina.

Tienen dos partes

Aunque no lo parezca, los testículos también están divididos en dos partes –grosso modo- y no, no nos referimos al hecho de que hay dos testículos. Los testículos están repletos de túbulos, que son como los ovarios femeninos –para que nos entendáis-. En ellos se crean los espermatozoides, en la zona del epidídimo, que es la más alta y más pegada al tronco del pene

Por otro lado, está la bolsa escrotal, que es básicamente la piel que los recubre. Esta piel, en la zona baja de los testículo –en la parte posterior- es muy sensible ya que no está expuesta al roce de la ropa –los calzones-, por eso, estimularla ayudará a aumentar el placer y la generación de espermatozoides durante la excitación.

Son MUY sensibles

Así como con el pene solo el glande es la zona sensible, en los testículos no hay una zona concreta que sea mejor para estimular. Sí que es cierto que, la zona escrotal “trasera” es un poco más sensible que la delantera ya que las terminaciones nerviosas no están tan expuestas. Sin embargo, los testículos son la zona del aparato reproductor masculino más sensible y, por lo tanto, la que aporta más excitación y con la que, realmente, deberíamos centrarnos más. Está claro que, en una mamada, es importante trabajar con el pene, pero lo cierto es que muchas mujeres desconocen la sensibilidad de esta zona.

Tienen que tener una temperatura concreta

Aunque no lo hemos dicho, los testículos son muy sensibles no solo en cuanto a excitación, sino también al dolor y a los cambios. Por ejemplo, para que los testículos generen la cantidad y calidad de esperma necesaria, es MUY importante que los testículos siempre estén a “buena temperatura”. Esta coincide siempre con dos grados menos que la temperatura corporal general.

Nunca tienen la misma forma

Al igual que ocurre con el pecho femenino, los testículos nunca van a tener la misma forma y menos en reposo. Como en la anatomía de la mujer, los hombres siempre tienen uno más grande que el otro: el derecho suele ser más grande que el izquierdo. Aunque el tamaño no es tan importante, sino más bien la forma: el testículo debe ser liso, sin bultos, aunque no provoquen dolor. En el caso de que notemos cualquier tipo de dolor, molestia y/o bulto, debemos acudir al urólogo de inmediato. El cáncer de testículos es uno de los más extendidos entre los más jóvenes por la sencilla razón de que no se realizan tactos testiculares pues no saben la importancia que realmente tiene.

Pueden desaparecer

El crecimiento de los testículos se da cuando el bebé tiene pocos meses, al principio se alijan en la pelvis. Cuando el niño crece, el canal que los baja, suele cerrarse, aunque esto no pasa en el 100% de los hombres, lo que puede provocar que a algunos se les suban los testículos –esto es real- o les lleguen a desaparecer por completo. Y sí, puede que suceda en ambos testículos.

BONUS: Solo tienen una función

A pesar de lo que pueda parecer, los testículos solo sirven para hacer que los espermatozoides maduren. En ellos se pueden albergar entre 100 y 200 millones A DIARIO. Sí, una pasada y una barbaridad. Y solo como dato, el testículo más pesado del mundo –Record Guiness- pesaba 60 kilos.

Como veis, hay muchas cosas de los testículos que es importante conocer. Sobre todo para mantenernos saludables y para que el sexo no se convierta en algo que nos enseñen, sino en algo que realmente disfrutemos. Muy poco jóvenes conocen realmente su aparato reproductor, por eso, es importante que seamos capaces de comentarles este tipo de cosas.

Leave a Comment

9 × = 36