Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

El sexo: Mejor que cualquier cosmético.

El sexo: Mejor que cualquier cosmético.

Lo mejor de pasarse la vida hablando de sexo no es solo aprender, sino compartir toda ésa sabiduría. Hoy, motivados como nunca, venimos a contaros todos los secretos del sexo. Sí, todos los beneficios que tiene y cómo repercuten en nuestro cuerpo, tanto por dentro como por fuera. Sí, tal y como lo leéis. El sexo es el mejor cosmético que podemos usar para sentirnos guapos y bellos a más no poder. Sentimos tirarles las estrategias de marketing a los farmacéuticos, marcas de cométicos y etc. Pero, ¿no decía la abuela que lo natural siempre es mejor?

sexo embellece

Según el estudio “Feeling Good Is Good For You” de Charnetski and Brennan, el hecho de mantener una buena cantidad de relaciones sexuales hace que nuestro cuerpo produzca oxitocina para dar y vender y que por lo tanto, al reducir el estrés, nos embellezcamos. Sí, con varios muchos polvos a lo largo de la semana podemos conseguir una piel brillante, estirada, hidratada y sin ojeras. Según el Dr. Michael Roizen, de la Clínica Cleveland, estos efectos son más visibles en las mujeres que en los hombres, sobre todo en aquellas que superan los 30 años ya que son las que menos oxitocina y regeneración celular empiezan a tener.

Además de mejorar la calidad de nuestra piel, el efecto del sexo en nuestro organismo va mucho más allá.

Aumento de la circulación sanguínea: Durante el sexo, tu circulación sanguínea aumenta y por eso la piel recibe una mejor oxigenación y más nutrientes. Un buen flujo sanguíneo también retarda la aparición de arrugas y manchas cutáneas, principales responsables del envejecimiento cutáneo. A cuanta más sangre corriendo por tus venas, mucha más calidad de piel por fuera. Sí, esto se consigue aumentando pulsaciones pero, ¿se os ocurre una manera más divertida de hacerlo? Además de esto, una buena circulación sanguínea es sinónimo de una buena presión arterial y, por ende, de menor riesgo de infartos.

De pelo a “Pelasso”: Tu cabello también se beneficia por una mejor circulación sanguínea, ya que el folículo piloso recibe un mayor aporte de sangre. Además de esto, la oxitocina, hormona femenina sexual por goleada, hace que todo tu cuerpo esté más brillante. Con esto nos referimos a la piel, los ojos, el cabello… ¡Vamos que no hacen falta cremas, ni mascarillas, ni na’ de na’!

Aumento de testosterona: El sexo aumenta los niveles de testosterona y con ello la sensación de bienestar y confianza en uno mismo. Y es precisamente la confianza el rasgo determinante en la belleza de una persona. La autodeterminación, aunque parezca que no, nos la da nuestro cerebro, que a su vez la recibe de las hormonas. Además de aumentar nuestra sensación de ser más valientes que Spiderman, nos sentimos mucho más enérgicos y entusiasmados a hacer cosas.

¡By, by estrés!: El hecho de ir desparramando oxitocina, adrenalina y endorfinas a la hora de mantener relaciones sexuales, es totalmente un punto a favor. Gracias a  la oxitocina nos olvidamos de los dolores de cabeza y la jaqueca. Además, la adrenalina y las endorfinas ayudan a hacernos sentir mucho mejor, más tranquilos pero excitados, con ganas de comernos el mundo; y mucho más relajados. Las endorfinas nos ayudan a calmarnos por lo que nos olvidamos de las presiones y tensiones, y volvemos a dormir a pierna suelta, como niños pequeños, lo que a su vez, nos hace deshacernos de esas odiosas arrugas.

Ejercicio, mucho ejercicio: El hecho de mantener relaciones sexuales hace que quememos grasas, y muchas, la verdad sea dicha. Tan solo por excitarnos, el cuerpo reacciona como si fuésemos a hacer ejercicio cardiovascular por lo que el cuerpo reacciona y empieza a quemar grasa. ¿Puede haber mejor ejercicio que este? Sudas, te pones las cosas en su sitio y además obtienes placer. Y es el único tipo de ejercicio que harás sin quejarte, seguro.

Si es que al final, va a ser verdad que la gente de antaño, nuestros abuelos y a veces bisabuelos sabían mucho. Y es que ellos conocían los remedios naturales y caseros para todo. ¿Cómo no iban a saber este?

Ya sabéis, para tener un cuerpo bonito y perfecto no hace falta dejarse un dineral en cremas y gimnasio. ¡Follar! Ésa es siempre la solución a todos los males.

Sed malos.

Leave a Comment

÷ 2 = 5