Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Enfermedades sexuales más comunes en los hombres

Enfermedades sexuales más comunes en los hombres

Una de las cosas que nuestra educación sexual no enseña es a prevenir. Como ya hemos comentado en alguna ocasión, la educación sexual española se centra, en la mayoría de los casos, en la prevención de los embarazos no deseados y en la cultura del miedo hacia las ETS. Sin embargo, poco hay que decir sobre las enfermedades sexuales más comunes tanto en hombres o mujeres, las cuales –en muchas ocasiones- no tienen que ver con un virus, sino una mala gestión del sexo.

Por eso, en Besátame siempre creemos que es mucho mejor educar a nuestros jóvenes sobre cómo disfrutar una sexualidad plena y sin tabúes, pero también, tratando el tema de las ETS desde otra perspectiva SIN olvidarnos de las enfermedades sexuales más comunes que, a día de hoy, azuzan a toda la sociedad.

En la mayoría de los casos, los hombres apenas visitan al urólogo ya que, la mayoría de ETS se atribuyen a las mujeres, por lo que ellos acaban sufriendo muchos más problemas derivados de las enfermedades sexuales. Además –obviamente-, el hecho de no tratarlas de forma abierta y natural, hace que ellos sientan vergüenza y miedo por perder su orgullo y virilidad. Sin embargo, es importante que, cualquier hombre y a cualquier edad, conozca cuáles son las enfermedades sexuales –que no de transmisión sexual- que puede sufrir a lo largo de su vida y que, si no son tratadas a tiempo, puede conllevar graves consecuencias.

Las cinco enfermedades sexuales más comunes para los hombres.

Cuando hablamos de enfermedades sexuales masculinas, hablamos de enfermedades que afectan al aparato reproductor masculino, sean o no de transmisión sexual y que, afectan de forma directa a la zona genital y a la sexualidad con la pareja –o en solitario-.

Disfunción eréctil

Aunque muchos hombres –y muchas mujeres y médicos- por lo general, no lo suelen tratar como una de las enfermedades sexuales masculinas que debamos tratar, lo cierto es que es muy importante prestarle atención. Es cierto que, bajo presión, todos los hombres han sufrido un cortocircuito mental, lo que les ha llevado a no tener una erección o a sufrir un gatillazo. Sin embargo, cuando hablamos de una disfunción eréctil continuada –es decir que pasa en todos o la mayoría de los encuentros sexuales-, es el momento de prestarle una atención más intensa. Una disfunción eréctil es mucho más común de lo que se cree y, a pesar de que se puede considerar una de las enfermedades sexuales más comunes en los hombres, lo cierto es que muchas veces enmascara problemas psicológicos, problemas renales o de corazón. Si crees que tienes problemas a la hora de tener erecciones y esto se repite a lo largo del tiempo, ¡ha llegado el momento de hablar con tu urólogo!

Balanitis

Aunque su nombre es un poco raro, es una de las enfermedades sexuales masculinas más comunes y hace referencia a una inflamación del glande. Las causas pueden ser muchas y van desde la hipersensibilidad postcoital a un crecimiento bacteriano que SÍ se debería a una ETS, es decir, a una enfermedad de transmisión sexual. Por lo general, la balanitis no suele deberse a estos factores –aunque muchos más hombres de los que ellos creen sufren de hipersensibilidad en el glande-, sino más bien, la balanitis suele deberse en la mayoría de los casos a una mala higiene –sobre todo en personas no circuncidadas- o a adherencias en el prepucio –muy común en los circuncidados y más en verano-.

Uretritis

Como podrás haber deducido ya por su nombre, la uretritis hace referencia a un de esas enfermedades sexuales que no afectan directamente al órgano sexual pero sí a órganos colindantes como es el caso de la uretra. En esta ocasión, esta enfermedad es muy común entre los hombres de avanzada edad que tienen pérdidas de orina –sí, ellos también deben trabajar el suelo pélvico-; hombres con cistitis que no pueden orinar o una ETS. Esto hace que se sienta dolor al orinar y, cuando el pene está erectado, se tenga verdadero dolor cuando la uretra se expande. Aunque es una enfermedad que tiene fácil solución, lo cierto es que no todos los hombres pasan por el urólogo como para saber que es como cualquier infección de orina femenina: se cura con antibióticos.

VPH

Aunque poco se habla del VPH –Virus del Papiloma Humano-, lo cierto es que esta enfermedad de transmisión sexual es TAN peligrosa porque es una de las enfermedades más comunes en los hombres. Por mucho que el Papiloma Humano se desarrolle en la vagina femenina y en el útero, lo cierto es que son los hombres los que la transportan. Por eso, es muy importante educar sobre esta cuestión ya que los hombres NO tienen sintomatología –en un 92% de los casos-. Debido a esto y a la poco concienciación que existe con el uso del preservativo, el VPH es una de las causas de desarrollar cáncer femenino más alta de nuestra historia. Prevenir SIEMPRE es mejor que curar y si crees que has podido contaminarte con alguna amante, debes pedirle a tu urólogo que te revise, aunque todavía no existen las pruebas necesarias para diagnosticar el VPH en hombres.

Cáncer de próstata

No hace mucho, ya te hablamos de lo importante que era la estimulación de la próstata a lo largo de la vida de un hombre. Pues bien, es importante que destaquemos que una de las enfermedades sexuales que menos se está teniendo en cuenta entre los hombres es esta: el cáncer de próstata. Debido a los tabúes de la masturbación del Punto P –en la que la mayoría de los hombres ven comprometida su heterosexualidad- y la falta de comunicación con la comunidad médica, lo cierto es que el cáncer de próstata aumenta a un ritmo demasiado acelerado en los últimos años: un 17% más de jóvenes entre 35 y 50 años sufre cáncer de próstata. Uno de los principales síntomas para detectarlo, es dolor al erectarse, poca eyaculación –sin tener en cuenta una cantidad de relaciones sexuales demasiado elevada- o problemas para orinar.

 

Como ves, acudir a tu urólogo y/o informarte –aunque sea a través de Internet- sobre las enfermedades sexuales masculinas más comunes, puede hacer que te cures de muchos sustos. Aunque estas enfermedades pueden no ser graves si se detectan con tiempo, si lo dejas pasar es posible que el proceso sea mucho más duro.

 

Leave a Comment

× 1 = 2