Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Entrevistas: Silvia C. Carpallo y “El orgasmo de mi vida”

Entrevistas: Silvia C. Carpallo y “El orgasmo de mi vida”

Buenos días Besatados. Sabemos que la noticia de que Silvia C. Carpallo va a venir a vernos os ha pillado completamente por sorpresa. ¡Pero, así es! El otro día os hablábamos de la “hoy it girls” de la literatura erótica y prescriptoras del sexo saludable. Sí, por esa misma razón ya la conocéis. Nuestra sexblogger, ha sacado un libro y vendrá a visitarnos el 31 de Julio a las 19h30 en la tienda Besátame. Sí, sí. Como lo leéis.

Para los que no la conozcan y quieran conocerla mejor, hoy os traemos, además del bombazo, la entrevista digital que le hicimos hace unos días. Así es ella, así es su novela, así os lo contamos. Además, en la entrevista os damos ciertas pistas de la trama de su libro, una novela necesaria para toda mujer, sea de la edad que sea.

DSC_0263-2

 

Antes que novelista has sido periodista, sexóloga y sexblogger – y lo sigues siendo-. ¿Cómo se pasa de un sitio al otro? ¿Qué es lo que te lleva a escribir una novela?

En realidad todo está relacionado, porque la base es comunicarse con otros para hablar o escribir sobre sexualidad. Mi pasión siempre ha sido escribir, pero no me valía escribir sobre cualquier cosa, quería comunicar sobre algo que no sólo interesase, sino que también ayudase a la gente, y por eso me especialicé en sexología. Después, lo del libro, fue casi un paso lógico y esperado.

Es la típica pregunta, pero… ¿Por qué el título del libro “El orgasmo de mi vida”?

Reconozco que cuando empecé como periodista, una de las cosas que peor se me daba era titular, y sin embargo, con el libro, el título me vino a la mente en seguida, y supe que era el definitivo. Porque resume la esencia de todas las historias, el objetivo del libro y porque, desde luego, no pasa desapercibido.

Tu novela habla de los orgasmos y las vidas de 5 mujeres (más una de propina) completamente diferentes. ¿Qué fue lo que te movió a hacerlo así?

Antes de escribirlo me empapé con un montón de las novelas eróticas del momento, y con casi todas me quedé con la misma sensación, y era que hablaban siempre de un mismo tipo de mujer. Inicialmente independiente, moderna, trabajadora, pero que cuando llega el macho alfa sucumbe a todos los deseos, y que descubre, no por ella, sino a través de él, su propia sexualidad. Realmente me extrañó que hubiera tantas mujeres que se sintieran identificadas en ese patrón, porque desde luego yo no lo hacía para nada. Así que quise escribir algo diferente, pero no quería caer en el error de volver a encasillarme en un rol, por lo que opté por escribir sobre diferentes mujeres, sobre diferentes historias, para mostrar que los conceptos mujer y sexo pueden dar muchos más productos de lo que nos están mostrando cuando los juntas.

Tu libro consigue que, en un mismo sitio, confluyan pensamientos, acciones y reacciones de mujeres de 5 generaciones. ¿Qué crees que pensarán tus lectoras cuando lo lean?

Las que he ido recibiendo son un poco las que esperaba, cada una se siente más identificada con una u otra protagonista según sus circunstancias, pero quizás ha aprendido o ha abierto perspectivas al descubrir otras. Lo que me ha sorprendido realmente es la acogida entre el público masculino, que ha sido bastante llamativa y muy buena, lo que me ha demostrado que en realidad, hombres y mujeres, no somos tan diferentes en algunas cosas como creemos.

¿Crees que la mujer no se conoce sexualmente y hace depender su felicidad sexual del hombre?

No se puede contestar un sí o un no a esa pregunta, porque existen muchos tipos de mujeres, claro está, pero si hablamos de generalidades, y de España, diría que son muchas las mujeres las que aún hacen depender su placer sexual de su pareja, lo que sigue siendo un error histórico que no sé por qué no terminamos de asumir. Nos cuesta tomar las riendas de nuestra sexualidad, ser más activas, y pensar que quizás ellos también puedan aprender mucho con nosotras, que la sexualidad sea un camino para recorrer cada cual como persona y luego compartir experiencias, y no que tenga que venir nadie a mostrártelo, ni en un caso ni en el otro.

¿Crees realmente que la mujer no disfruta todo lo que debería y le gustaría de sus orgasmos por los tabúes que aún rondan alrededor del orgasmo femenino? ¿O, por  el contrario, hay actualmente una sobrevaloración del orgasmo, que hace que nos obsesionemos con alcanzarlo?

Cuando una mujer dice que no llega al orgasmo, por norma general se refiere a que no llega al orgasmo a través del coito, y ahí está el quid de la cuestión. Claro que debemos aprender a disfrutar del camino y entender que aunque el orgasmo es una meta maravillosa, no pasa nada si no llegamos siempre, pero es que no nos basta sólo con eso, queremos llegar sólo de una manera, e incluso a veces nos frustramos porque queremos llegar a la vez. Más que tabús hay falsos mitos en el sentido de que el sexo tiene unas pautas, y que si no se cumplen, algo falla. Mi consejo es que nos olvidemos de las partituras y seamos nuestros propios directores de orquesta, que improvisemos, innovemos. Que si llegas al orgasmo con el sexo oral, empieces por eso si es lo que más te gusta, o te lo pongas de postre si lo prefieres. Que si te frustra no llegar con el coito, te tomes el coito como el juego preliminar y quizás la masturbación como plato principal. Que busques tu placer y tus formas de hacer y te olvides de todo lo que se supone que tiene que ser.

Desde “50 shadows of Grey” ha habido un cambio radical en lo relacionado con la novela erótica. ¿Eres de las que piensa que es completamente positivo o de las que no? ¿Le ves algún problema a esta novela?

Lo positivo, que hemos empezado a hablar del deseo femenino, a naturalizar las conversaciones sobre sexo, o a que este tema salga por ejemplo de otra forma en los medios de comunicación. Lo negativo, que aunque parece que es un cambio, los roles no lo son, y  creo que si esta novela fue un paso, hay que empezar a dar muchos pasos más.

Gracias a Internet, ¿crees que hay menos tabúes y más liberación sexual?

Internet es un lugar donde encontrar información, no formación, y precisamente como nos falta la segunda, el problema es que no sabemos seleccionar. Son muchos los mensajes, y en ocasiones contradictorios entre sí, y todos nos suelen decir “lo que debemos hacer”, no dan lugar a la reflexión personal.

Muchas veces, nosotros nos encontramos con mujeres completamente liberadas sexualmente, adaptadas a los tiempos que corren, y nos confiesan que se sienten más “rechazadas” que sus amigas o conocidas. ¿Crees que esto es aun así?

Personalmente me he sentido así, en una etapa de mi vida quizás, porque el hecho de que tú estés liberada no implica que los demás lo estén. Desde mi perspectiva, en este tipo de situaciones tienes dos opciones, primero el diálogo, si crees que es interesante que esa persona pueda abrirse también y si ambos os tenéis algo que aportar mutuamente, y si no es el caso, el entender que cada uno es como es, y que mientras a mí me respeten, yo respetaré a los demás. También hay que entender que tampoco estamos todos obligados a “liberarnos”, y que lo importante es que cada uno viva su sexualidad de forma saludable y desde el respeto mutuo, sea cual sea esa forma, tanto en un extremo como en el otro.

Tu novela se centra en el mundo femenino, en el que se están viviendo grandes transformaciones del rol de la mujer y su sexualidad. Pero ¿cómo crees que queda el papel del hombre en la sociedad actual? ¿Se están cambiando también los roles masculinos y su sexualidad para adaptarse a estos nuevos tiempos o seguimos anclados al patriarcado?

Creo que la revolución sexual masculina está por llegar. Que muchos quizás ya la están viviendo, pero otros, si quisieran, tendrían mucho más que disfrutar. La cuestión es que quieran. Hice un post a este respecto y me llovieron críticas por “meterme donde no me llamaban”, es decir, en la sexualidad masculina, hecho curioso porque de sexualidad femenina hasta hace bien poco sólo escribían hombres. Creo que nosotras no podemos avanzar si nuestros compañeros no lo hacen, pero que depende de ellos el querer cogernos de mano para comenzar juntos ese camino.

Hablando de cambios: la homosexualidad está cada vez más aceptada; hay movimientos queer que cuestionan la dualidad de sexos; los movimientos poliamorosos ponen en tela de juicio la monogamia. ¿Se nos desmorona el tipo de relaciones al que estamos acostumbrados?

Ya hablaba hace tiempo Zygmunt Bauman de ese cambio de lo sólido a lo líquido, de las relaciones estables “hasta que la muerte nos separe”, a ese amor líquido, temporal, inconstante. Puede que haya más divorcios y que el amor no dure siempre, pero la cuestión es que aún queremos que dure, que desearíamos pese a todo ese “por y para siempre juntos”, y que experimentemos con movimientos de moda como los swingers no siempre con el objetivo de abrirnos, sino de buscar opciones para salvar la pareja que realmente queremos conservar. Es decir, creo que cambian las formas, pero no creo que cambie tanto  el fondo.

Tu libro acaba con un episodio de autoerotismo. ¿Crees que las mujeres españolas disfrutan en solitario de su cuerpo con la suficiente frecuencia? ¿Qué les recomendarías?

Más que antes, pero no tanto como se podría esperar. Sigue existiendo esa idea de “¿pero para qué si tengo novio?” o esas mujeres que se sienten rechazas cuando “pillan” a su pareja masturbándose. No terminamos de entender que nuestra sexualidad es nuestra, que el único amante para toda la vida somos nosotros mismos, y que, según los momentos de nuestra vida, decidiremos compartirla con alguien más.

Por eso mismo me he encontrado con muchas mujeres, jóvenes además, que nunca habían disfrutado de un orgasmo. Porque esperaban a que fuera un hombre quien se lo enseñase y nunca habrían practicado consigo mismas. En cuanto lo hicieron, la cosa cambió. Nadie está obligado a masturbarse si no quiere, claro está, faltaría más, pero no podemos pretender que nadie nos conozca si no nos conocemos a nosotros mismos, y eso pasa por el autoerotismo se mire como se mire.

1 comment:

  1. Zeus Hook

    Silvia siempre diciendo verdades como puños… le duela a quien le duela… sigue asi!!!!

    Responder

Leave a Comment

÷ 2 = 5