Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Nuestro lado más secreto: las fantasías

Si hay algo habitual en la pareja, aunque muy pocas veces se expresa, son las fantasías. Sí, todo eso que escondéis pero que os encantaría hacer, con o sin pareja. Entendemos por fantasía un deseo no satisfecho hasta el momento que nos proporciona mucha lujuria y deseo. Las imágenes, ideas y representaciones que el cerebro produce es lo que nos aumenta la libido, ésa sensación de deseo irrefrenable.

Las fantasías no son para nada algo negativo, ya que son señal de buena salud psíquica, aunque sí es cierto que son representaciones de un deseo inconsciente (aunque muchas veces consciente) reprimido. Por mucho que pensemos que no está bien motivarse con fantasías eróticas –o no eróticas- fuera de casa, es totalmente falso. Sirven para desconectar de los problemas cotidianos y a subsanar la realidad, escapando hacia un YO imaginativo mucho más positivo. O sea, que al contrario de lo que piensa mucha gente, tener fantasías no es sinónimo de estar insatisfecho, sino que es la vía de escape más fácil del cerebro para hacernos más felices.

las fantasías

Así pues, podemos distinguir dos tipos de fantasías muy comunes:

–       Las que tienen por objetivo enriquecer nuestra sexualidad y despertar el deseo.

–       Las que tienen por objetivo desinhibirte y expresar al máximo tu sexualidad.

Al contrario de lo que podemos pensar, ni el hombre ni la mujer es más propenso a tener fantasías. Ambos sexos las tienen, lo único que pasa es que la mujer sigue siendo muy pudorosa a día de hoy y no lo va contando para evitar prejuicios sociales, mientras que el hombre no tiene ningún tapujo en decirlo en voz alta.

Hay muchos tipos de fantasías, y muchas más dentro de la rama de fantasías eróticas. Este tipo de fantasías puede aparecer en cualquier momento y lugar, aunque es mucho más común que aparezcan antes del acto –o durante- o cuando sabemos que va a ocurrir. Las más comunes, en las mujeres, son practicar sexo en zonas desérticas o salvajes, como el bosque o la playa; en sitios públicos, probadores, parkings, etc; fantasías con personas, famosos, el vecinito cachas, el monitor de Pilates…; usar algún juguete, esposas, antifaz…; y “situacionales”, hacer tríos, hacer un striptease… Los hombres en estas cosas son más sencillos, sueñan con felaciones, masturbaciones, tríos, cambios de pareja…; todo mucho más sencillo y realizable a corto plazo. Si bien es cierto que hay una diferencia en cuanto a los deseos, una fantasía común en ambos sexos es “el juego de rol”. Es la más conocida y la más fácil de satisfacer, por parte de ambos claro. Además, son las que más nos gustan ya que ellos se vuelven locos viéndonos vestidas así y a nosotras nos encanta vestirnos de ésa guisa. ¿Quién no ha querido imitar alguna vez todas esas escenas que salen en las películas porno? Al fin y al cabo, ésa es otra de nuestras fantasías: imitar a los actores porno.

Las cinco fantasías de rol  más comunes

La colegiala picante

disfraz colegiala

Una de las puestas en escena más comunes es la de la colegiala. ¿A quién no le gusta una colegiala con gafas de pasta y coletitas? ¿A quién no le gusta un profesor joven, guapo y disponible? Pues bien, esta es una de las fantasías más fáciles de resolver. Tan solo deberemos fingir que la colegiala se siente muy desgraciada ya que ha suspendido, y su profesor, compasivo como él solo, le propone otras formas de recuperación poco ortodoxas… Lo que suceda ya es cosa vuestra.

La enfermera pervertida

disfraz enfermera

¿Cuántas veces hemos estado tirados en el hospital rezando por que viniese una enfermera/enfermero buenorro a atendernos? Pues bien, ¡ahora ya puede pasar! En estas fantasías, la enfermera de turno, viene a socorrer al enfermo, el cual sufre de un terrible dolor. La enfermera, preocupadísima, decide darle una satisfacción mucho más efectiva que un analgésico. ¿El qué? Eso lo decidís vosotros.

La policía corrupta

disfraz policia

El contrabando es algo que está muy mal visto en nuestra sociedad y penado por ley, claro está. Así pues, nuestra policía encontrará al contrabandista más buscado del país y querrá castigarlo. Lo que ella no sabe es que éste contrabandista quiere otro tipo de castigo… Para algo el disfraz viene con esposas, ¿no?

Bajo nuestra humilde opinión.. ¡una de las mejores fantasías sin duda!

La secretaria altruista

disfraz secretaria

¿Cuántas veces habremos visto en las películas –porno o no- que el ejecutivo, tan atareado y fuera de casa, está liado con la secretaria? Seguro que muchos de vosotros soñáis con algunas fantasías así. Pues sabed que ahora es posible realizarlo y ¡con vuestra pareja! Dicen que las secretarias siempre intentan hacer que su jefe esté más relajado aunque esto les cueste algún que otro sacrificio. ¿A cuál estás dispuesta tú?

La “pornochacha” o el “pornomayordomo”

disfrz sirvienta

disfraz mayordomo

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener a alguien a sus servicios? Pues bien, con la puesta en marcha de esta fantasía lo tendremos, pero en todos sus ámbitos. Para ello, la “pornochacha” o el “pornomayordomo” deberán estar haciendo sus labores del hogar, pero deberán abandonarlas por fuerza mayor, ya que el jefe o la jefa necesitará otro tipo de atenciones un poco más calientes.

Recordad que ponerse en situación en todas estas fantasías os resultará mucho más fácil si lo complementáis con un buen atuendo. Lo importante es que haya comunicación en la pareja y que los dos os sintáis a gusto con la idea de hacer realidad vuestras fantasías.

Sed malos.

Leave a Comment

- 4 = 1