Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Aunque muchos aún no tienen conciencia de ello, la vida sexual de hombre también necesita de cuidados y revisiones. Aunque no lo crean, las mujeres no son las únicas que deben cuidarse de forma íntima. A día de hoy, los problemas de próstata han aumentado considerablemente y cuatro de cada diez hombres, sufren alguna afección de la próstata.

Por supuesto y, como derivación del secretismo y el tabú que supone para un hombre hablar de “penetraciones” anales, el masaje de próstata es todo un desconocido para la mayoría de los hombres que siguen pensando que, con este tipo de acciones, perderán su virilidad. Está claro que eso ha quedado más que demostrado que no es así, pero aún así, se sigue sin informar de todos los problemas que puede provocar la inflamación de la próstata.

La próstata es el órgano encargado del sistema reproductor masculino, por lo que es tan necesario cuidarla como el pene. Aunque la única forma de acceso es por el recto –al menos para estimularla-, es la que se encarga de, por ejemplo, las erecciones, la salud de los espermatozoides, la eyaculación, la orina, etc. Esto se debe a que la próstata está situada en la parte inical de la uretra y se extiende hacia su parte baja.

Seguro que muchos hombres no lo sabe pero, un mal cuidado de la próstata, puede conllevar a una inflamación crónica de la zona que conlleve a una prostatitis, un adenoma, impotencia sexual –con todo lo que esto conlleva- y, por supuesto, a un cáncer de próstata. Por eso, muchos médicos empiezan a divulgar lo importante que es realizarse los masajes prostáticos cada dos o tres meses y, ayudar así, al propio organismo a cuidar la próstata. Lo que no se sabe –al menos a nivel social- son todos los beneficios que puede conllevar un masaje trimestral de próstata para un hombre.

¿Por qué es necesario realizarse un masaje prostático cada cierto tiempo?

El objetivo del masaje de próstata no es otro que la mejora de la circulación sanguínea en la glándula, ayudándola a eliminar los lóbulos detenidos afectados y, por supuesto, evitar una posible secreción patológica de estos. Con las secreciones –vía pene, obvio-, la próstata se libera de las bacterias, por lo que, cuanto más estimulemos la zona, mejor porque tendremos más secreciones y, por lo tanto, menos “almacenamiento” de bacterias. Sin este tipo de masajes, a la larga, la próstata puede generar una serie de enfermedades y afecciones que, por supuesto, van motivadas por nuestra forma de vida. ¿Cuáles? Una mala alimentación, el sedentarismos, una hipotermia de los órganos del pélvico pequeño, relaciones sexuales excesivas –y con más de una persona a la vez- o excasas.

Por eso, es necesario que nos revisemos de forma frecuente el estado de la próstata y que sea nuestro médico quien evalúe las posibles dolencias. En todo caso, el masaje prostático es esencial para tener una vida sexual plena y sin dolores. Conforma vamos avanzando, los casos de inflamación de próstata aumentan ya que, el estilo de vida al que estamos sometidos, hace que el sedentarismo, el tabaquismo, el alcoholismo, la mala alimentación y el poco cuidado de nuestro cuerpo –sobre todo por el colapso de la sanidad pública-, hacen que nuestro cuerpo acabe desarrollando enfermedades que, antes, no era tan típicas.

Por supuesto, el desconocimiento de la próstata y de lo esencial que es cuidarla, también es uno de los mayores problemas que causan las enfermedades ligadas con la próstata.

masaje próstata

¿Cuáles son los beneficios del masaje prostático?

Como ya hemos dicho, la próstata es el órgano encargado de las habilidades reproductoras masculinas. Sí, ella es la que gestiona desde la erección hasta el hecho de que los espermatozoides sean de buena calidad. Por supuesto, como todo en esta vida, masajearse la próstata tiene una serie de beneficios que son importantes conocer ya que, de ello dependerá el hecho de que seamos más o menos conscientes de la necesidad de realizarnos dicho masaje.

Evita la acumulación de líquido prostático

Como ya te hemos dicho, como cualquier órgano, la próstata necesita limpiarse. El problema es que su emplazamiento no le permite hacerlo de otra forma que no sea a través de la uretra. Teniendo en cuenta, además, su ubicación, la próstata está ubicada de tal forma que, para expulsar la acumulación de líquido y bacterias, necesita ser estimulada.

Ayuda a evitar enfermedades

Como ya habrás leído, la próstata es el órgano masculino por excelencia, así como los ovarios son los femeninos. Esto implica, como en todo órgano, que el cuerpo masculino pueda desarrollar enfermedades en la próstata, sobre todo el más temido ya que, como bien indica su nombre –Cáncer de Próstata-, se genera en este órgano, haciendo que el hombre tenga problemas sexuales y reproductores.

Aunque existe la posibilidad de desarrollar Cáncer de Próstata, esta no es la enfermedad más común, sino que la Postatitis, infección en la próstata, es la más común.

Mejora el funcionamiento del órgano

Obviamente, esto es como si fuésemos al fisio: cuantos más masajes te des, mejor te va a funcionar el cuerpo. Pues con la próstata pasa exactamente lo mismo. Por eso, masajearla, ayuda a mejorar su funcionamiento y, por lo tanto, a hacer que el cuerpo se sienta mejor y menos “preocupado” por controlar esa zona.

Aumenta el placer sexual

Como muchos de los hombres deberían saber, la próstata es el órgano encargado de los orgasmos masculino. Sí, ya sabemos que para el 80% por ahí no entra nada, pero lo cierto es que NINGÚN hombre ha conocido lo que es de verdad un orgasmos hasta que no le estimulan la próstata durante sus relaciones sexuales.

Por otro lado, si se masajea la zona, lo más seguro es que aumente nuestro placer sexual teniendo en cuenta que, la próstata es el órgano sexual masculino y que, con estos masajes, vamos a mejorar la calidad y la cantidad de los orgasmos y el esperma producido.

Evita los problemas de micción

Como la próstata está justo situada en la uretra, es bastante lógico que compartan infección, por lo que, una de las sintomatologías más comunes con los problemas de Próstata es el problema de las infecciones de orina que, para todos, son tan incómodas. Los masajes, ayudan a liberar mayor cantidad de toxinas de la próstata y la uretra en cada micción, lo que hará que no tengáis problemas de infecciones de cistitis o derivadas.

Recuerda que, al menor síntoma de molestia, debes acudir a tu médico. Aunque, lo cierto es que, a partir de los 25 años, cualquier hombre debería realizarse un chequeo prostático al menos cada tres meses para prevenir posibles enfermedades. Porque, siendo sinceros, ¿se pierde realmente la virilidad cuando se tarta de salud?

Leave a Comment

5 × = 45