Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

¿Hay incompatibilidad entre menopausia y sexo?

La menopausia, se quiera o no, acarrea muchas connotaciones negativas, más de las que debería. Los malestares físicos son evidentes, el desajuste hormonal también y las variaciones anímicas son mucho más fuertes incluso que en la pubertad. Ya solo la palabra menopausia produce vértigo y si juntamos menopausia y sexo en la misma frase, la mayoría de las mujeres se pone a temblar –exagerando, claro-.

Sin embargo, al contrario de lo que muchas mujeres creen, menopausia y sexo no están reñidos. No hay ninguna razón aparente por la que las mujeres no puedan obtener satisfacción sexual una vez entrada en la premenopausia. Al menos así lo asegura Virginie Ringa en su estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine.

 menopausia y sexo

El estudio de menopausia y sexo

En su estudio, Ringa, asegura que “los cambios biológicos que caracterizan la menopausia no afectan de forma negativa a la vida sexual”. En su estudio, se estudiaron diversos aspectos relacionados con la función la práctica y la concepción tanto de la menopausia como del sexo de un grupo de 100 mujeres.

Está claro que cuando la mujer alcanza la premenopausia hay un gran cambio a nivel hormonal, es decir interno. Los estrógenos descienden, produciendo cambios en el estado de ánimo de la mujer en cuestión, así como baja la progesterona. Esto es el reflejo de las consecuencias negativas ya que, en cierta medida, las mujeres dejan de serlo. El cambio hormonal no solo influye en el cambio físico interno, sino que cambia completamente el cerebro de la mujer. Es por esto que las mujeres cambian radicalmente y vuelven a ser adolescentes.

Como anuncian Ringa y sus colaboradores, “quienes reportan efectos negativos a lo largo de la menopausia son mujeres que anticipan el momento de la menopausia como algo negativo”. Una idea preconcebida y negativa puede alterar su propio concepto y lograr que menopausia y sexo sean incompatibles.

Ana Jurado, miembro de la Academia Española de Sexología y Medicina Sexual, asegura que realmente la menopausia no es un hándicap para mantener relaciones sexuales placenteras. Sin embargo, como bien indica Jurado, los cambios hormonales pueden afectar de formas muy diversas a las mujeres menopáusicas ya que cada una es un mundo.

La terapia hormonal sustitutiva

Hace años, la THS era una práctica muy extendida entre los médicos y las pacientes menopáusicas. Esto se debía a que se insistía a que la terapia conseguiría que menopausia y sexo fuesen compatibles. Sin embargo, Jurado afirma que es más bien el cambio en la calidad de vida lo que ayuda a mejorar a muchas mujeres muy sintomáticas –es decir que son muy sugestionables en este aspecto-. La sexóloga anuncia que la THS no ayuda a mejorar el sexo durante la meopausia, sino que ayuda a la mujer a liberarse de los estereotipos y tabúes que hay alrededor de menopausia y sexo.

Tanto Ringa como Jurado afirman que, durante a partir de los 50 años, la disfunción más común, en cuanto a sexualidad, en las mujeres es la dispareunia, el dolor durante el sexo. La doble anexectomía e histerectomía son los causantes de dicho dolor, así como el descenso de estrógenos y de progesterona lo es para la libido. Sí, la libido baja, casi a niveles ínfimos. Aunque este descenso depende, en la mayoría de los casos de factores relacionales, como indica Carmen López Sosa, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca. Por eso, las tres sexólogas afirman que, dentro de la medida de lo posible, tener una visión favorable de la menopausia es un punto a favor de la mujer, ya que logrará que menopausia y sexo no sean completamente incompatibles. Por otro lado, aseguran que es muy importante consultar con un experto cualquier problema surgido a raíz del inicio de la menopausia, así como dificultades, problemas, patologías, conflictos relacionales y/o problemas concomitantes.

 menopausia y sexo

La sexualidad previa influye en la menopausia y sexo

López y Jurado coinciden en que, la sexualidad de una mujer de mediana edad, está completamente condicionada por su sexualidad anterior a la pre y menopausia. Si bien es cierto que la respuesta sexual –es decir las ganas- está condicionada por aspectos físicos, patológicos, emocionales y evolutivos, los factores psicosociales –como tabúes, creencias, cambios de vidas, etc-, son los que acaban influyendo realmente en la reacción femenina. Menopausia y sexo están reñidos a causa de la creencias que se tiene acerca de su relación.

Es fundamental, según las expertas, tener las herramientas y condiciones adecuadas para afrontar la nueva etapa y reinventarse sin abandonar la identidad propia. “Las pacientes deben tomar las riendas de sexualidad y descubrir lo que en realidad les satisface”. La idea que propone López Sosa es que se vean como algo más que hormonas y no dejen de pensar que realmente están vivas y que aún pueden seguir disfrutando.

Como veis, menopausia y sexo no son para nada incompatibles. Sin embargo, teniendo en cuenta que aún quedan muchos tabúes en el sector femenino, sobre todo, es muy normal que muchas mujeres tengan problemas a la hora de volver a descubrirse. Sin embargo, ya no hay excusa ni para esto ya que, durante un año, Ana Jurado y su equipo de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, elaboraron una Menoguía con la que toda mujer puede aprender a disfrutar de menopausia y sexo sin privarse de nada.

Sed malas.

Leave a Comment

+ 3 = 7