Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

8 señales que te dejarán claro que necesitas sexo

“El sexo es salud”. Esta frase forma parte de nuestro día a día y casi del vuestro. Es algo que no nos vamos a cansar nunca de deciros y de contaros porque, al fin y al cabo, ¿qué hay mejor que el sexo? Para nosotros nada. La práctica de sexo habitual ayuda de mil formas diferentes a tu cuerpo, como ya os hemos contado muchas veces.

Entre ellos, los beneficios del sexo son la descarga de adrenalina, liberación de toxinas, mejora el riego sanguíneo, mejora de la elasticidad, el dinamismo, y aumento de la elasticidad y la agilidad. ¿Os parecen pocos? Menos da una piedra y claramente mucho menos da un deporte cualquiera.

Está claro que si se tiene un mal día no tiene por qué ser a causa de falta de sexo, pero sí que es cierto que el hecho justify estar en barbecho, no ayuda en absoluto. Sí, vale, está la masturbación, pero no tiene nada que ver con una buena sesión de sexo. Al igual que cuando tienes sexo, se nota, el no tenerlo te deja claras señales de que necesitas sexo. Aquí te dejamos ocho razones por las que deberías pensar que necesitas sexo.

 necesitas sexo

8 signos que te advierten que necesitas sexo

Cambios de humor

La falta de sexo, en la mayoría de las ocasiones, produce apatía. No por nada en especial, sino porque cuando mantenemos relaciones sexuales el humor cambia gracias a la secreción de adrenalina, serotonina, endorfinas y dopamina. ¿Cómo no te vas a poner contento? Por eso, numerosos científicos aseguran que el hecho de no tener sexo va directamente relacionado con el hecho de los cambios de humor y es indicativo de que necesitas sexo. Está claro que todos tenemos malos días, pero si notas que cuatro de siete son malos… ¡¡capta la señal!!

Piel y pelo poco relucientes

Tanto en hombres como en mujeres, el hecho de que necesitas sexo se puede ver de un plumazo por el brillo que tiene tu pelo y tu piel. ¡¡El mejor peeling es el sexo, que no te timen!! Al practicar sexo, los poros se abren y se liberan y eliminan impurezas. Esto se debe a que se realiza una actividad cardiorespiratoria importante que provoca la sudoración máxima –y más en verano- y, por lo tanto, se liberan muchas toxinas que se activan con el aumento de la circulación sanguínea.

Falta de comunicación

Aunque este síntoma se ve mucho más en mujeres que en hombres, el hecho de hablar mucho menos y estar menos comunicativo es una clara señal de que necesitas sexo. Lo queramos asumir o no, el sexo y los líos amorosos son un tema de conversación central entre amigos, el tema recurrente o la coletilla, el temita que siempre sale, aunque sea a traición. Cuando necesitas sexo estás mucho menos sociable, amable y divertido –o divertida- y tienes muchas más ganas de quedarte en casa. ¿Por qué? Porque nuestro cuerpo, para liberar tensión pide sexo. Y eso es así.

Caída de pelo

No sabíais que el hecho de activar la circulación sanguínea es muy positivo para evitar la caída de pelo, ¿verdad? Pues sí y es así como los nutrientes que necesitan las raíces del pelo –que no vello- llegan donde toca. El sexo fortalece el pelo y las uñas por este simple hecho. El hecho de no tener sexo hace que dichos nutrientes lleguen con menor velocidad y facilidad donde deben y eso afecte un poco al hecho de que las uñas sean más quebradizas, empiecen a aparecer canitas y entradas .

Ojeras

Aquí pasa casi, casi lo mismo que con la caída capilar. El sexo evita las ojeras ya que con el orgasmo y la actividad física que realizas, se activa la oxitocina que es la hormona encargada del sueño, la cual hace que descanses y duermas más que estupendamente. Además, el hecho de no liberar la prolactina necesaria, tu cuerpo está más tenso, más estresado, más nervioso y mucho más ansioso. El hecho de que necesitas sexo se ve cuando las ojeras empiezan a ser más verdes de lo que lo son normalmente.

Falta de deseo

El sexo da más ganas de sexo y el hecho de no tener relaciones sexuales implica que tu libido ande un poco por los suelos. El problema es que no siempre se traduce en el hecho de “no quiero sexo”, si no que, algunas veces, se acaba pasando por una etapa de “¿por qué nadie quiere sexo conmigo?”. Sí, un asesinato a la autoestima en toda regla. El sexo nos ayuda, casi siempre, a sentirnos más atractivos, subirnos la autoestima y, por supuesto, queridos.

Malestar físico

Cuando una mujer –o rara vez un hombre- dice que le duele la cabeza, puede llegar a ser cierto. El hecho de pasar un largo período de tiempo sin mantener relaciones sexuales va ligado a las jaquecas –aunque no las crónicas, claro-. Además de esto, otra señal de que necesitas sexo es el hecho de que a la mínima te duele todo, eres más enfermizo y, por encima de todo, parece que te recuperas mucho más lentamente que otras veces. La clave está en el sexo. Como dicen los expertos: “el sexo es el medicamento más fuerte que los químicos”. El sexo ayuda a aumentar las defensas, es un analgésico perfecto, agudiza la vista y el olfato e, incluso, ¡cura resfriado! ¿Qué más necesitas para cambiarlo por un ibuprofeno?

Indecisión

Este problema también es mucho más típico en las mujeres que en los hombres, pero ambos la experimentan, aunque de forma diferente. El hecho de tener sexo nos ayuda a que tengamos una mejor visión de nosotros mismos ya que nos aumenta la autoestima. Además de eso, nos ayuda a deshacernos del estrés, de la irascibilidad y el estrés. Todo esto nos lleva a un estado de indecisión que, seguro que si te fijas te hace ver que necesitas un buen revolcón.

Como veis, el sexo es más bueno que un bollo relleno de chocolate y aún así lo practicamos muy poco. Está claro que, estos signos por separado y de forma puntual, no implican que necesites sexo pero si leyendo este artículo has detectado más de cuatro señales… ¡¡necesitas sexo urgentemente!!

Sed malos.

Leave a Comment

4 + 5 =