Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

¿Qué dice de tu relación de pareja la postura para dormir?

¿Qué dice de tu relación de pareja la postura para dormir?

Las 7 posturas que te dicen cómo es tu relación de pareja

¿En algún momento de tu relación te has planteado que la posición en la que dormís revela cómo está tu relación de pareja? Quizás nunca te lo habías planteado, ¿verdad? El hecho de irse a la cama en pareja es un acto tan simple y tan sencillo que no parece excesivamente significativo. Y eso es así, para todos. Lo peor es que realmente que habla de nosotros mismos y, sobre todo, nos da ciertas pistas de la situación en la que se encuentra nuestra relación de pareja.

La experta en lenguaje corporal Patti Wood, afirma que según nuestras posturas mientras dormimos podemos saber cómo avanza nuestra relación de pareja. Según Wood, el lenguaje corporal nos ayuda a saber con más exactitud cómo son las personas, nuestros verdaderos sentimientos. Durante el sueño, tanto hombres y mujeres, somos completamente sinceros y vulnerables, por lo que todo lo que contamos siendo inconscientes es verdadero. “La forma en la que tu cuerpo se mueve y se une con tu pareja durante el sueño, ofrece una visión de la confianza y la conexión que existe con la otra persona”.

Para que sepáis cómo está vuestra relación de pareja, os dejamos las siete posturas que adoptamos durmiendo y qué simbolizan para la pareja, cada una de ellas.

 Posiciones para dormir en una relación de pareja

La cucharita

La posición más común entre las parejas, sobre todo entre aquellas que llevan poco tiempo juntas. ¿Quién no la ha hecho alguna vez? En esta postura ambos duermen acurrucados, en posición fetal y abrazándose o al menos tocándose con todo o casi todo el cuerpo.

Según Patti, esta postura “demuestra que hay mucha tensión sexual activa entre la pareja y un sentimiento de la relación”, además de “un deseo por unirse irresistible”. Wood la recomienda ya que es la que ayuda, de forma más directa, a bajar los niveles de estrés y ansiedad y aumenta considerablemente la unión y sensación de intimidad existente en la pareja.

Sin embargo, hay simbolismos en esta postura:

  • Si es el hombre quien abraza demuestra que la pareja está muy unida y que ambos comparten un sentimiento de afección, siendo el hombre el protector de la pareja.
  • Si es la mujer la que abraza, suele darse en casos en los que el hombre ya no tiene un vínculo afectivo real y/o fuerte con su pareja y que es ella la que depende de él emocionalmente.

La cucharita distante

En esta posición, ambos cuerpos están en la posición de la cucharita pero existe un distanciamiento entre los cuerpos. Según Wood, esta postura “se da cuando la relación de pareja ya tiene una estabilidad” y, aunque se busca un espacio independiente, la pareja sigue unida ya que, en esta variación, se siguen abrazando y tocando los cuerpos.

El abrazo

Esta postura se da cuando el hombre o la mujer está boca arriba y su pareja recostada en su pecho. Es cierto que aquí, lo más típico es que sea el hombre quien estén boca arriba y la mujer recostada en su pecho. Según Patti, esta posición revela dos cosas esencialmente:

  • Si es el hombre el que se recuesta boca arriba y además arropa a su pareja quiere decir que tiene un sentimiento fuerte de protección e intimidad. Si la mujer se acurruca en posición fetal es que es completamente dependiente del hombre, mientras que si se estira, quiere decir que tienen una gran conexión en la que ambos se protegen.
  • Si es la mujer la que se encuentra boca arriba y él abrazándola implica que ella tiene una fuerte autoestima y sentimiento de independencia. Así como su pareja, pretende protegerlo. En este caso es la mujer la que tiene el poder en la relación… ¡¡Leva los pantalones, sí!!

La V

Esta posición es más común de lo que parece, aunque no tanto como las anteriores. En ella, ambos ocupan su sitio en la cama, sin mirarse o mirándose y rozándose solo de cintura para abajo. En este caso, Wood asegura que suele ser una postura estacional, pero que aún así demuestra “confianza y autoseguridad. Es indicativo de la habilidad y el deseo de ser independientes, pero que pretenden ser y seguir siendo sexuales. Se da en casos en los que la pareja tiene confianza y ambos necesitan espacio pero se necesitan mutuamente”.

Según Patti Wood, esta postura la adoptan personas en cuya relación de pareja existen factores externos que absorben su energía de forma significativa – en general niños pequeños o trabajos muy absorbentes- y que cuando descansan no quieren estar colgados o tener a alguien colgado, sino dormir conectados.

La luna de miel

Esta postura es cuando la pareja duerme cara a cara. Aquí, aún estando frente a frente, la pareja se toca casi completamente. Según Patti, esta postura se da cuando no hay una unión suficiente, cuando la pareja considera que no obtienen lo suficiente el uno del otro o que realmente existe una carencia.

“Esta postura se ve frecuentemente en parejas que acaban de empezar con la relación”.

¡A tu sitio!

Cada miembro de la relación se queda en su sitio de la cama, sin tocarse, mirarse o cualquier interacción entre ellos. Según la experta, existen muchas causas para adoptar esta postura y no solo que ya no hay conexión entre ellos. “En épocas estivales, es muy común que las parejas adopten esta postura. También es posible que haya aspectos físicos que los lleven a ello como los ronquidos o los calores de la menopausia.” Sin embargo, advierte de una cosa: “esta posición revela mucha independencia y desconexión. Si tu pareja, de pronto, adopta esta postura, deberíais hablar sobre ello”.

Como veis, todo habla y todo cuenta una historia sobre nosotros, incluso si estamos durmiendo. Saber cómo funciona nuestra relación de pareja es muy fácil si sabes qué tenemos que mirar con exactitud. A lo largo de la relación es normal que las posturas en las que dormís vayan cambiando con el tiempo, sin embargo, como bien dice Patti Wood, si hay un cambio repentino y sorprendente, lo mejor es mantener una conversación al respecto.

Sed malos.

Leave a Comment

52 ÷ = 13