Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Crea un San Valentín inolvidable y sensual

San Valentín es uno de esos días del año en el que las parejas se vuelven locas, ¡y no es de extrañar! Es su día. este, es uno de esos días que a nosotros nos encanta por encima de todo y, no, no tiene que ver nada con las ventas. Se trata, simplemente, de que vemos cómo la gente se abre a un mundo nuevo, un mundo lleno de nuevas sensaciones, de colores, olores y sabores mágicos que les invita a disfrutar. Y claro, si en mitad de todo eso, estás tú pues mola mucho más.

Por eso, San Valentín es tan especial para nosotros, ¡porque lo es para vosotros! Está más que claro que el que no se lo curra aquí poco tiene que hacer, pero que tampoco es algo muy difícil de conseguir. Sabemos que, a muchos, la cuesta de enero os ha dejado bastante secos, por lo que vuestras opciones para hacer regalos en San Valentín se pueden ver un poco reducidas.

Y no es que regalar sea lo más importante del mundo en San Valentín, pero sí que es cierto que nos invade una fiebre consumista y que, por supuesto, los juguetes eróticos, así como los lubricantes, las cremas y los aceites se vuelven objeto de deseo para muchos. Sin embargo, a muchos se les olvida que hay mucho más allá de todo esto y de que existen muchos juegos que pueden venirnos genial para pasar un San Valentín increíble. Aún así, muchos tienen poca capacidad de inventiva –y de iniciativa, todo hay que decirlo- y por eso estamos nosotros aquí, ¡para dejaros algunas ideas para tener un San Valentín muy sensual!

San Valentín

Las 8 ideas que harán tu san Valentín único

La cama

Sabemos que, muchas veces, el día de San Valentín cae justo en un día entre semana, está claro que esto complica las cosas ya que no es lo mismo dedicarse un día tranquilo del fin de semana como dedicarse un día en el que tienes la presión de tu día a día –trabajo, niños, compra, trabajo, perros…-. Pero, lo cierto, es que a TODOS nos gusta pasarnos mucho rato en la cama, aunque no sea para dormir o follar, aunque sea solo por remolonear, por hacerse el sueco y pasar del mundo. Por eso, una de nuestras ideas -¡la principal!- es que disfrutéis del día de San Valentín en la cama. Desconectados del mundo, para poder volver a conectar y reencontraros como pareja en un sitio que es vuestro, que os pertenece, que os es cómodo y reconocido. Además, es perfecto para estar tirados ahí, viendo una película, comiendo en la cama, abrazados, haciendo el amor.. ¡en la cama todo vale!

Una fiesta para dos

Está muy claro que muchos tenemos muchas responsabilidades y tenemos vida, como por ejemplo hijos o perros –o ambas cosas- en casa que puede que nos impidan disfrutar de tiempo a solas, pero en el día de los enamorados, este es nuestro segundo consejo: dedicaros tiempo a vosotros dos. Está claro que la idea de la cama es esencial, y que puede ser la base del día de San Valentín, pero lo siguiente que tenéis que hacer es aseguraros de que vais a poder disfrutar de verdad el uno del otro. Por eso, que os propongáis planes para dos, como streeptease y cosas así, puede ser una manera perfecta para encender la pasión, sino para concienciaros más de que tenéis que quedaros solos.

Cocinad juntos

Vale, lo de irse de cena mola. No está mal que te sirvan de vez en cuando y que no tengas que dejar tu cocina hecha un zarapastro pero, en el San Valentín –bajo nuestro criterio- mola mucho más el tema de quedarse en casa cocinando.

¿Hay algo más erótico que hacer cosas con tu pareja? Cocinar no tiene por qué hacerse en ropa de ir por casa, sino que podéis jugar a cocinar desnudos, calentando el ambiente y poniéndoos a tono para lo que está por venir, por ejemplo. Por supuesto, en la cocina no pueden faltar ingredientes afrodisíacos, que os ayuden a hacer de vuestro San Valentín un día mucho más picante y con más libido que nunca. ¿Se os ocurre un juego mejor que uno en el que poder disfrutar de la comida y del cuerpo de vuestra pareja al mismo tiempo?

No hagas un regalo típico

Lo de regalar pulseras, collares, colonias y esas cosas no está mal, pero… ¿sabes que hay cosas más allá y con las que no tienes por qué dejar un euro? Pues sí y parece mentira que no lo sepáis. No hablamos de los collares de cuando éramos pequeños y cosas así –sí, de los que estaban hecho de macarrones-, no. Hablamos de que hay cosas más allá de los regalos comerciales. Una de nuestras propuestas es que os inventéis juegos, juegos básicos que os permitan hacerle un detalle a vuestra pareja pero que, al mismo tiempo os permitan hacer algo diferente. Un ejemplo genial son los “Vale por…”. Por ejemplo, si tu pareja te sorprende con algo en concreto, le das un vale; si te besa en la frente otro… Y así con lo que te dé la real gana.

Alarga los preliminares

Está muy bien eso del aquí te pillo, aquí te mato o lo de “Quiero follarte ya”. Seguramente, entre los dos, exista una atracción sexual importante –y sino es momento de encontrarla o de dejarlo- así que es muy normal que lo que queráis sea disfrutar del coito, sin embargo, el día de San Valentín NO tiene que ser como cualquier otro día de sexo del año. ¡Por supuesto que no! Por eso, nuestra idea es que para el día de San Valentín prepares una “Búsqueda del Tesoro”. Este es un juego que puedes usar cuando te dé la real gana pero a lo mejor para el día de San Valentín te viene de perlas. El juego consiste en la búsqueda de un tesoro, en el cual se van a ir dando premios y recompensas si se aciertan las pruebas.

Relájate

Otra de nuestras propuestas para San Valentín es que consigas hacer cosas que os relajen, pero siempre en un ambiente cómodo, agradable e íntimo. Muchas parejas deciden irse de viaje, a un hotel y disfrutar de un SPA. A nosotros, francamente, esto no nos parece una de las mejores ideas porque, básicamente, no se está igual en casa como en un hotel. Los hoteles y los SPA son fríos, mientras que nuestra cama y nuestra bañera pueden ser el mejor lugar del mundo para guarrear –sexualmente y alimentariamente-. Además, para que os podáis relajar del todo y de una forma más sexual que un masaje en un SPA, existen los aceites para masaje que son especiales para los masajes en parejas. Con olores, sabores y efectos diferentes, os proporcionarán momentos increíbles.

Prueba cosas nuevas

Salir de cena, sexo, paseo y luego como si nada… ¿eso es un San Valentín? San Valentín, además de para demostrarse amor, está pensado para que las parejas se vuelvan a encontrar, que escapen de su rutina, de su día a día y que consigan volverse a enamorar, por eso, ¡¡no hagas nunca lo que haces siempre en casa!! Sal por ahí, diviértete pero asegúrate de disfrutar con tu pareja al 100%. Probar cosas nuevas, como vibradores, prácticas sexuales, usar estimuladores, etc. puede ser algo que os beneficie a los dos. Quizás, lleváis años pensándolo, quizás queréis decirlo pero no os atrevéis por el qué pensarán. ¡Pero sois una pareja! Es esencial que os comuniquéis y que, por supuesto, os seáis sinceros. Reactivad vuestra pasión y vuestros San Valentín con un poco de juego, de adrenalina, de nuevas emociones.

Recordad que, además de ser una fecha súper comercial, San Valentín puede ser perfectamente ese día en el año en el que por fin, podáis disfrutar de vosotros mismos sin presiones y sin agobios.

Leave a Comment

9 + 1 =