Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

Descúbrelo todo sobre la masturbación femenina

Ya sabéis que somos muy partidarios de hablaros de cómo mejorar vuestra sexualidad, sobre todo “a dos”, pero hoy venimos a hablaros más bien del orgasmo femenino conseguido por vosotras mismas. Cada vez sois más las que os quejáis de que no soléis llegar, que os cuesta mucho y no sabéis las razones. Cuando os preguntamos si os conocéis bien… ¡Se hace el silencio!

Ya os hemos dicho que es muy importante saber cómo somos y qué es lo que nos gusta y necesitamos para poder llegar al orgasmo. Dejar que sea otra persona, más allá de nosotros mismos, quien determine esto es un error tremendo. El problema de muchas mujeres es que tiene un tabú tremendo cuando se trata de masturbación femenina. Hay una falsa creencia que dice que “si una mujer se masturba es porque es una cerda, una salida”. ¡Nada más lejos de la realidad! Nuestra sociedad ha avanzado mucho como para que vosotras sigáis creyendo en ése tipo de comentarios absurdos que no hacen más que seguir relegando vuestra sexualidad a los hombres, sin conoceros y sin masturbaros nunca llegaréis a ningún lado.

Masturbación Femenina

La masturbación femenina es la clave de los buenos orgasmos

Si queréis conseguir buenos orgasmos, tenéis que conoceros. Y no hay mejor forma de hacerlo que tocándoos. Sí, ahí reside todo. Hace poco leímos algo que nos encantó:

Y es cierto. ¿Cómo esperas que alguien sepa cómo tocarte si tú misma no tienes ni idea de cómo es tu manual de instrucciones? Pues ahí reside el quid de la cuestión y el por qué de la masturbación femenina. Si el hecho de tocarte te paraliza o te da “no sé qué”. Empieza haciéndolo en un sitio más recogido, más privado. Muchas veces, hacerlo dándote un baño es mejor que en la cama, ya que de esta manera estás más protegida y nadie entrará de pronto interrumpiéndote. Si el hecho de tocarte directamente es algo que te abruma, empieza por descubrir qué zonas son las más erógenas para ti más allá de la vagina. Acaricia tu cuerpo y descubre qué es lo que más te gusta, lo que te hace vibrar. Una buena ayuda son las esponjas vibradoras. Además de dejarte la piel perfecta, te ayudarán a reconocer ésos puntos erógenos.

Otra buena idea para que empieces a saber cómo tocarte es que recurras a algún que otro libro. Más allá de los eróticos, te recomendamos el de Betty Dodson: Sexo para uno. El placer del autoerotismo. Dodson es una terapeuta sexual norteamericana que ha dedicado su vida al estudio y la divulgación de su sabiduría sobre la masturbación femenina. Betty Dodson se define más bien como una “entrenadora de orgasmos” ya que a través de libros y de guías audiovisuales ha conseguido difundir los pasos más básicos para llegar al punto álgido del sexo. Eso sí, cada uno es un mundo así que seguramente os veáis obligadas a cambiar algún que otro paso para poder llegar a tener el orgasmo propio que tanto os merecéis. Además de esto, Dodson, en sus varias muchas publicaciones, siempre deja 5 pasos básicos y claves a la hora de tocarse y/o empezar a hacerlo.

Ten conciencia de que tus zonas íntimas son algo bonito

Mímalas, tenlas como algo bonito y habla de ellas con cariño. No son algo que se usa y se tira.

Muévete

Los movimietos pélvicos ayudan mucho cuando queremos tener un orgasmo, aunque casi salen solos.

Ten un buen control de los músculos del suelo pélvico

Cuanto más seas capaz de contraerlos más intenso y mejor será tu orgasmo.

Inhala, exhala

Respira con calma, rítmica y profundamente.

Olvídate de la penetración

Céntrate en acariciar –con tus manos o con un vibrador- la zona del clítoris, aunque está claro que puedes alternar y/o hacer las dos cosas a la vez.

Masturbación Femenina

Las reglas de la masturbación

Además de Dobson, Raquel Traba, autora del libro Los placeres de Lola, añade 3 observaciones que a nosotros nos parece inolvidables a la hora de masturbarse.

Calienta el resto del cuerpo

Al igual que no te gusta mantener relaciones así, de “pum” tampoco lo hagas con la masturbación. Tócate.

Usa lubricantes y juguetes

Si ves que la zona no está lo suficientemente humeda usa lubricante. Prueba a usar un vibrador para sentir diferentes sensaciones. Y sino… Siempre te quedará la ducha.

Prueba diferentes estimulaciones para el clítoris

No te centres sólo en arriba y abajo, prueba a rotar, a dar golpecitos, a hacerlo despacio, suave, rápido y fuerte.

Alterna todo esto y la masturbación femenina será tu mejor aliado.

Por nuestra parte, sólo nos queda daros un par de consejos para que os pongáis muy a tono.

Dite lo mucho que te pones

Muchas veces nos encanta que nos digan guarradas. El sexo en silencio es muy aburrido. Háblate y di cómo te sientes. Eso te estimulará mucho más.

Ponte un poco de porno

Ver porno no es nada malo y es un empujón a la hora de excitarse. Si no te gustan las típicas películas porno, te recomendamos que veas algún que otro vídeo de Erika Lust. Sus vídeos tienen un enfoque mucho más femenino.

Sea como sea, y lo hagáis como lo hagáis, es muy bueno y placentero que de vez en cuando seáis vosotras mismas las que probéis cosas nuevas con vuestro cuerpo. Tocaros es el mejor ejercicio que podéis hacer para conoceros, pero sobre todo para quereros un poquito más.

Sed malas.

Leave a Comment

× 3 = 30