Centro Comercial Arena Multiespacio, local 0-37 (planta calle); C/ San Vicente Martir, 80 963456348 09:00- 21:00 Tu tienda erótica en Valencia

La estimulación de las tetas para tener un orgasmo

Ya estamos de vuelta, como siempre hoy traemos un post muy interesante. Ya sabéis que nos encanta enseñaros cosas nuevas, y si así os podemos meter un poco más de caña, lo hacemos.

Como ya sabéis hay una parte del cuerpo femenino que es la más llamativa, la primera a la que los hombres dirigen sus ojos. Sí, claramente hablamos del pecho, o tetas como nos gusta llamarlo a nosotros.  Éstas tienen un gran interés, ya no solo por el sector masculino, sino por el femenino también ya que son el símbolo más visible de feminidad, sexappeal y seguridad que una mujer puede llevar encima. De hecho, de ahí salen tantas operaciones estéticas en España. Pero parece que, aunque siendo el órgano más privilegiado del cuerpo femenino, es el más olvidado.

Nos ha sorprendido escucharos a más de una quejaros acerca de que vuestras parejas no dan una al estimularos las tetas. Sí, hemos oído una y otra vez las siguientes afirmaciones:

  • Es que me los toca fatal
  • Siempre se centra en el izquierdo. Parece que el derecho le de asco.
  • Me los aprisiona y empuja hacia abajo. ¡No sabes qué daño me hace!
  • No les dedica nada de tiempo. A penas los roza por encima.
  • Como él no parece gustarle estimularme las tetas, acabo haciéndolo yo. ¡Con lo que me gusta que juegue con mis pezones!

Sí, chico, sí. ¡¡Las mujeres lo dicen, se quejan!! Parece mentira que aún, a muchos, les cueste entender que ésta es una de las zonas más erógenas de las mujeres. Y os vamos a decir más. ¡Muchas pueden llegar a tener orgasmos tan solo jugando con sus tetas! Sí, ya os lo hemos dicho muchas veces: no todo se resume al mete-saca de toda la vida. Jugar con otras zonas del cuerpo, aunque sea para variar y para incrementar la libido, no está nada mal. Las tetas tienen un papel sumamente erótico para la mujer -aunque no todas las mujeres tienen la misma sensibilidad en las tetas– ya que activa terminaciones nerviosas que provocan una sensación de voluptuosidad en la vulva y la vagina. Sí, señoras y señores, en el cuerpo está todo ligado. Si estimulamos esta zona, debido a las caricias, conseguiremos una estimulación femenina que la dejará lista para el orgasmo. Así es. Solo estimulando las tetas, podemos provocarle ya un orgasmo a nuestra pareja.

tetas

Por eso, y para que empecéis a ponerle más ganas al asunto, os dejamos algunas recomendaciones de cómo estimular esta zona. Ya sabéis que nos preocupa vuestra actividad sexual y vuestro placer, así que empezad a tomar notas y ponedlo en práctica.

Recomendación 1

Es muy importante empezar a estimular las tetas de abajo hacia arriba. Nos explicamos. Aunque parezca mentira, para ellas, también es muy excitante la zona del cuello y los lóbulos de las orejas. Empezad jugando por ahí e id bajando lentamente, besando, lamiendo, acariciando… Como vosotros prefríais, pero hacedlo. Esto la empezará a estimular y la pondrá nerviosa -y lo que no es nerviosa también-.

Recomendación 2

Empezar poco a poco desde la parte externa de las tetas hasta el pezón, primero caricias suaves —mucho cuidado con no aplastarlos sobre las costillas—, besarlos dulcemente, aprisionarlos con las manos y con los dedos ir rozando el pezón. A algunas mujeres, cuando están muy excitadas, les gustan que se los chupen con fuerza y les mordisqueen los pezones, también que los pellizquen. Otras encuentran muy excitante que les den besos húmedos, que les pasen la lengua por las tetas y por los pezones, que les soplen... Soplar en la superficie húmeda incrementa las sensaciones y puede resultar muy excitante. ¡Una cuestión a tener en cuenta es el no centrarse en un solo seno! Hay que ir alternándolos periódicamente, sino esto os va a servir de poco porque seguiréis estancados en alguna queja femenina.

Recomendación 3

Los masajes eróticos en los senos utilizando cremas y aceites también son un interesante recurso. Es clave crear ambiente: luz adecuada, incienso u otros aromas, música. Recordar que los humanos elaboramos cognitivamente los estímulos. Vamos, pasamos los estímulos sensoriales por el córtex cerebral y les damos significado. Por eso, el resultado de la estimulación sexual es tan cambiante dependiendo del momento, de la persona, del lugar, del estado de ánimo… ¡Cuánto más énfasis y cariño pongáis al asunto, mejor!

Recomendación 4

No podemos dejar de mencionar una práctica sexual muy excitante para los dos, se trata de colocar el pene entre las tetas y oprimirlos para que quede aprisionado entre ellos. Lo que es una cubana de toda la vida, exacto. El contacto pene-senos realizando movimientos masturbatorios puede resultar muy erótico. Aunque las tetas de vuestra pareja sean pequeñas, no pasa nada. El deseo aumenta el ingenio, así que estamos seguros de que podréis pensar alguna que otra cosa para solucionar esto.

Recomendación 5

Aunque estéis realizando otras prácticas, ya sea sexo oral o la propia penetración, ¡no dejéis de estimular las tetas! Recordad que son un centro de terminaciones nerviosas muy conectadas a la vagina y al clítoris. Si seguís estimulándole las tetas a vuestra pareja durante estas prácticas, el orgasmo que pueda llegar a tener será mucho más placentero. ¡De eso no cabe duda!

Recomendación 6

Chicas, si veis que ni aún así hay manera de que se centre o conciencie de que debe estimularos los pezones, una gran y magnífica solución es utilizar estimuladores. Las balas vibradoras pueden ser un gran acompañante para estos momentos, así como las pezoneras vibradoras, las cuales solo tienen que colocarse, enchufarse y listo. ¡Ya tenéis estimulación en las tetas para poneros al lío!

Bien, con esto y un beso en la teta, nosotros ya os hemos dicho todo lo que os teníamos que decir. Ya sabéis que esto no es solo leer y dejarlo pasar, lo importante es ponerlo en práctica y que los dos disfrutéis de hacerlo juntos. ¡¡Y que comáis tetas!!

Sed malos.

Leave a Comment

65 ÷ 13 =